Empresarios sugieren “no volverse locos” por el aceite

El conflicto entre la cámara industrial y el gremio de la actividad jaquea el abastecimiento del producto a los supermercados del país Ejecutivos tucumanos confirmaron que las empresas proveedoras no están mandando el cupo asignado para los comercios locales. Por ahora, hay stock en los negocios

29 May 2015
1

SUGERENCIA. Los comerciantes piden que se adquiera el aceite necesario. la gaceta / foto de héctor peralta

Aunque cupificado, hay botellas de aceite en las góndolas de los supermercados instalados en Tucumán. Sin embargo, los empresarios de la actividad sostienen que, de persistir el conflicto entre aceiteros y los industriales, en las próximas semanas podría profundizarse la escasez del producto. De todos modos, sugieren “no volverse locos” en las compras.

El conflicto aceitero cumplió ayer 24 días y las negociaciones continuaban estancadas entre gremialistas y empresarios, al tiempo que se mantenían los piquetes en los accesos de las terminales portuarias ubicadas en el Gran Rosario donde se despacha el 70% de la producción granaria del país.

Ayer resultaron estériles los intentos del Ministerio de Trabajo de la Nación por acercar posiciones. Fuentes del sector informaron en Rosario a la agencia DyN que del encuentro participaron el ministro Carlos Tomada, el secretario general de la Federación de Aceiteros, Daniel Yofre, y los representantes del Centro de Exportadores de Cereales y de la Cámara de la Industria Aceitera. Más de un centenar de buques permanecían demorados en las proximidades de las terminales rosarinas.

Las empresas proveedoras de aceite no están entregando el cupo del producto asignado a los supermercados locales, coincidieron tanto Guillermo Saccomani (titular de la cámara de supermercadistas) como el empresario Emilio Luque. “Esperemos que el conflicto se solucione cuanto antes, porque no sabemos para cuantos días más tendremos stock”, indicó Luque. El ejecutivo sugirió a los consumidores a adquirir el aceite necesario. “No se trata de acumular aceite por si acaso. No hay que volverse locos ni asustarse; se debe comprar lo estrictamente necesario para el consumo familiar”, insistió.

Saccomani, en tanto, consideró que en el mercado tucumano no hay desabastecimiento, pero tampoco existe la provisión normal del producto en los cupos asignados a la provincia. Frente a esa situación, que se profundizó en los últimos cuatro años, el titular de la cámara señaló que las primeras marcas prácticamente han desaparecido de las góndolas, en particular porque hay otro producto subsidiado. “Depende de cada empresa la política de vender determinada cantidad de aceite a sus clientes”, acotó.

Comentarios