Un romance fugaz entre Borges y Brandoni

21 May 2015
1

Los nombres de Graciela Borges y Luis Brandoni se imponen al título de la película que Maximiliano Gutiérrez filmó en Córdoba. “Tokio” llega hoy a las salas del país, varios meses antes de lo que estaba anunciado inicialmente, y con el soporte de las dos estrellas protagónicas. Se trata de una producción romántica entre la escuela cordobesa de diseño y comunicación La Metro y la empresa porteña Tronera.

“‘Tokio’ es una película de tristeza, de desencuentro, de amor, pero como tiene una trampa esta película no se puede contar, es como un policial”, dijo Borges en un anticipo del guión que comienza con dos personas que se conocen en Bourbon, un pequeño bar de jazz al que ella concurre. Allí encuentra al pianista (Brandoni). El nombre original iba a ser “Dos extraños”, ya que, en vez de mostrarse tal cual son, asumen identidades falsas en su primer diálogo (Nina y Goodman, por la cantante Nina Simone y el clarinetista Benny Goodman), a partir del cual se estructura la historia de fondo.

Brandoni también se negó a avanzar sobre el final, y prefirió referirse “al romance de dos adultos que creyeron que esa etapa de la vida había terminado” y a la especial sensación de volver a hacer cine. “De lo que se trata es de estar atentos, de aprovechar la oportunidad de estar vivo, de respirar, de conocer a alguien y ser felices cada minuto”, aportó Gutiérrez.

Comentarios