El PE quiere pagar el medio aguinaldo sin endeudarse

El gobernador afirmó que busca terminar su mandato “sin sacar un crédito” y que pretende “seguir cumpliendo con recursos propios” El Gobierno requiere unos $ 1.950 millones para los sueldos y el plus semestral

28 Abril 2015
Afinar la punta del lápiz a la hora de hacer las cuentas y equilibrar el gasto de las partidas públicas. Todo esto, sin tener que salir a pedir prestado dinero en los entes financieros.

Ese es el esquema financiero que tiene pensado el gobernador, José Alperovich, -según lo anunció ayer- para reunir los fondos suficientes que permitan abonar, con los haberes de junio, el medio aguinaldo a toda la administración pública. No obstante, de manera extraoficial, se conoció que desde el Ministerio de Economía de la provincia se estarían realizando gestiones para obtener una asistencia financiera de parte del Gobierno nacional por más de $ 400 millones.

Ayer, durante su habitual recorrido matutino, el mandatario afirmó que está buscando el dinero para pagar el aguinaldo y evitar, de esta manera, solicitar algún empréstito a la Nación.

“Ya hemos empezado a trabajar para buscar los recursos que nos permitan poder pagar el aguinaldo. Quiero terminar el mandato sin sacar un crédito. Lo que pretendo es buscar el dinero y seguir cumpliendo con recursos propios”, aseguró el titular del Poder Ejecutivo (PE).

Según se pudo conocer, para cubrir la planilla del medio aguinaldo, el Gobierno requiere de un desembolso de $ 650 millones. En tanto, para afrontar la totalidad de los sueldos de junio, el PE debe afrontar un gasto de unos $ 1.300 millones.

En este contexto, Alperovich expresó que sus técnicos del Ministerio de Economía están abocados a conseguir los recursos. “Hay todo un equipo que está trabajando para buscar los fondos, de manera que el Estado siga funcionando normalmente. Queremos pagar los sueldos en tiempo y forma sin sacar créditos, sin ayuda de nadie. La mayoría de las provincias ha sacado créditos para poder pagar aguinaldo y sueldos”, consignó.

La idea de esta gestión, según expresó el gobernador, es lograr finalizar el mandato sin que se afecte la coparticipación.

“Nuestro objetivo es llegar a entregar el Gobierno (en octubre) sin la afectación de la coparticipación, con una deuda que prácticamente es nula, porque será cancelada a 20 años y con un interés del 3%”, informó.

“El (gobernador) que venga tiene que seguir pagando los sueldos en tiempo y forma. Porque realmente no es sólo hacer obras, sino también cuidar las finanzas para que no volvamos al Tucumán de antes”, reflexionó.

Ayer, luego de supervisar el funcionamiento del aula móvil de capacitación profesional para jóvenes y adultos que funciona en Yerba Buena, Alperovich se refirió a la capacitación que promueve el programa educativo.

“Estamos uniendo educación con trabajo, dándoles la posibilidad a la gente que pueda aprender un oficio para tener una salida laboral. Y en Yerba Buena se superaron las expectativas, ya que hay más de 100 personas de entre 18 y 60 años capacitándose”, sostuvo el gobernador. “Nuestra prioridad siempre fue construir escuelas para contener a los chicos dentro de las aulas”, agregó el mandatario.

Comentarios