Por abuso, condenaron a ocho años de prisión a un ex monaguillo y pupilo del cura Ilarraz

Esta mañana se leyó el fallo de la Sala I de la Cámara Penal del Centro Judicial de Concepción.

LA GACETA / FOTO DE OSVALDO RIPOLL LA GACETA / FOTO DE OSVALDO RIPOLL
22 Abril 2015
Esta mañana, la Sala I de la Cámara Penal del Centro Judicial de Concepción conenó a ocho años de prisión al ex monaguillo Leonardo Alberto Galván, de 36 años, también ex pupilo del cura Justo José Ilarraz, por el abuso a un menor de 13 años. La sentencia del tribunal, integrado por los jueces Elena Grellet, María Raquel Asís y José Alfredo Garzia, se leyó a las 9.30.

Antes de la lectura, Galván fue invitado a decir una palabras pero se negó a ese derecho y optó por el silencio. El condenado fue detenido en junio del 2012, luego de que se lo acusara de haber abusado sexualmente de un chico de 13 años. Un examen de ADN que se practicó con las muestras tomadas de una prenda íntima de la víctima complicó al imputado. El resultado positivo de ese estudio fuewla prueba más contundente que tuvo el fiscal de Cámara Enrique Rojas para solicitar una condena de 11 años.

Según consta en la causa judicial, el menor fue abordado por el religioso en un camino vecinal de Monteros. En ese lugar, y tras mantener una charla, Galván lo convenció de que fueran a un sitio solitario y rodeado de matorrales, donde cometió el abuso.

Galván llegó a desempeñarse como monaguillo en la Iglesia Nuestra Señora del Rosario y en la Parroquia Sagrado Corazón de Jesús, ambas ubicadas en Monteros. En esta última, compartió las celebraciones religiosas con el sacerdote Ilarraz, quien enfrenta una acusación similar en la provincia de Entre Ríos. 

Tamaño texto
Comentarios
Comentarios