Termina el juicio a un ex monaguillo imputado por abuso sexual

Leonardo Alberto Galván tiene 36 años y es acusado de haber abusado de un menor valiéndose de su función de animador social

EN ESPERA. Leonardo Galván (en segundo plano) hablará mañana ante el tribunal que dictará su sentencia; el fiscal pidió una pena de 10 años. la gaceta / foto de osvaldo ripoll EN ESPERA. Leonardo Galván (en segundo plano) hablará mañana ante el tribunal que dictará su sentencia; el fiscal pidió una pena de 10 años. la gaceta / foto de osvaldo ripoll
22 Abril 2015
CONCEPCIÓN.- La Sala I de la Cámara Penal del Centro Judicial local dictará hoy sentencia en el juicio que se sigue contra el ex seminarista de Monteros acusado de abusar sexualmente de un menor de esa ciudad. El lunes pasado el fiscal de Cámara Jorge Rojas, al exponer su alegato ante el tribunal, pidió 10 años de prisión para Leonardo Alberto Galván, de 36 años, al considerar que existen elementos suficientes para demostrar que éste incurrió en el delito de “corrupción de menores”. Consideró vital el estudio de ADN que se practicó en muestras tomadas de la ropa íntima de la víctima y que vinculan directamente a Galván con el hecho producido en mayo de 2012 en Villa Brava de Monteros. También apeló en su requerimiento a las declaraciones de testigos que dijeron saber que Galván se “aprovechaba de menores en su condición de animador social del Ministerio de Gobierno de la provincia”.

“Conducta inapropiada”

El defensor del imputado, Ángel Fara, dijo que los testimonios y las pruebas reunidas en la causa apuntaron a perjudicar a su defendido “en un hecho que no tuvo la magnitud expuesta”. “No voy a esquivar la conducta inapropiada en la que incurrió mi defendido, pero tampoco se puede aceptar acusaciones que no tienen ningún asidero. En el hecho no hubo penetración, ni tampoco existe el celular mediante el cual supuestamente se le mostró a la víctima material pornográfico”, indicó el abogado. Por esa razón consideró que Galván sólo incurrió en abuso y por lo tanto pidió que se lo condene a 4 años de prisión.

Fara desacreditó el informe realizado por la psicóloga, Natalia Mercé, y el psiquiatra, Jorge Díaz, quienes coincidieron en que Galván tiene un “trastorno antisocial de la personalidad y es narcisista”. Además dijeron que tampoco advirtieron síntomas de angustia u otros estados que revelen su arrepentimiento por el hecho. “Que los profesionales hayan expuesto su análisis en un mismo momento contamina el diagnóstico. Además éste incurre en varias contradicciones con el primer informe”, sostuvo Fara.

Galván permanece detenido en la cárcel local desde 2012. El fiscal Rojas insistió en que el imputado “se valió de su labor de animador social para acercarse a la víctima, que proviene de una familia vulnerable, y someterlo a sus bajos instintos”.

Exposición antes del fallo

El imputado se desempeñó como monaguillo en las iglesias Nuestra Señora del Rosario y Virgen del Carmen, en el barrio Ñuñorco. En esta última durante el tiempo que estuvo el cura Justo Illaraz, quien es acusado por pedofilia en Entre Ríos.

Hoy, a las 8.30, Galván tendrá la posibilidad de exponer sus últimas palabras antes de que los jueces Elena Grellet (presidenta), María Raquel Asís y José Alfredo Garzia deliberen y dicten su sentencia. (C)

Tamaño texto
Comentarios
Comentarios