Atacaron a tiros a colaboradores de un concejal amayista

“Estos actos intimidatorios y violentos no nos van a detener”, dijo el intendente. En la sesión del Concejo Deliberante, los ediles firmaron un documento para repudiar el incidente y exigir el esclarecimiento. “Hofer es un inútil”, fustigó Oscar Cano

10 Abr 2015
El hecho ocurrió durante la madrugada de ayer. Y a primera hora de la mañana, el mundillo político ya estaba al tanto de la noticia: un vehículo utilizado por el concejal amayista Christan Rodríguez para su campaña política había sido recibido a balazos en el barrio Ejército Argentino de la capital.

Según relató Rodríguez a LA GACETA, un grupo de jóvenes militantes de su espacio fueron agredidos por cuatro sujetos que se movilizaban en dos motos y que hasta anoche no habrían sido identificados. El edil comentó que los punteros se aprestaban a realizar pintadas en el barrio donde desde hace años el amayista desarrolla su actividad política.

“Estamos indignados y muy preocupados porque un grupo de chicos que trabajan políticamente con nosotros sólo estaba haciendo pintadas en el barrio Ejército Argentino. Y a las 1.30, aproximadamente, cuatro personas en moto comenzaron de manera cobarde a hacer tiros que impactaron en la camioneta. Por suerte no hubo víctimas que lamentar. Alguien podría haber muerto porque fueron seis los disparos que realizaron estos delincuentes”, relató el concejal, que expresó que había realizado la denuncia en la Seccional 3° de la Policía.

Horas más tarde y minutos antes de que comenzara la sesión programada para hoy, la noticia causó revuelo en el Concejo Deliberante de la capital. Si bien el tema fuerte del orden del día -el estacionamiento pago del centro- prometía un arduo debate, la agresión al concejal Rodríguez concentró la atención de los concejales, que sin matices repudiaron el hecho.

El primero en expresar su solidaridad fue el amayista José Franco. “En un artero ataque fue tiroteada una camioneta que llevaba chicos en su interior. Gracias a Dios que no tuvimos que lamentar heridos. Sólo eran jóvenes que estaban pintando consignas. Pido cordura y, como primera medida, que se realice una exhaustiva investigación y se esclarezca cuanto antes este hecho”, exigió Franco. “Vamos a ser de nuevo tapa en los diarios. Insto a la reflexión y a la cordura. Con esta actitud que están teniendo, en vez de ganar votos van a perderlos. No sé quienes han sido los autores y no sé a quienes responden. Si lo supiera, diría los nombres”, agregó el amayista desde su banca.

A su turno, Rodríguez también se refirió al incidente que lo tuvo como protagonista. “Debemos reflexionar en qué se está convirtiendo la política. Sería de una extrema irresponsabilidad acusar a alguien sobre este hecho. Pero sí hay que decir a los vecinos que esto no es la política”, reflexionó el edil agredido.

La opositora Sandra Manzone (Coalición Cívica-ARI), quien también expresó su solidaridad hacia el concejal, calificó a Rodríguez de “compañero y amigo”. “El 5 de agosto de 2013, cuando fui agredida en el mismo barrio (Ejército Argentino), Rodríguez fue el primero en brindarme su solidaridad. Y la persona que me atacó (identificado por la propia Manzone como el “Loco Velloni”) luego cayó preso por homicidio. Lo que habla de la gravedad de estos delincuentes. Esto, lamentablemente, no va a cesar hasta que no haya una víctima humana. Se creen señores feudales, dueños de los territorios. Nunca hemos tenido problemas, salvo en este mismo circuito”, renegó Manzone. En 2013, dirigentes del Acuerdo Cívico y Social habían denunciado que una patota de Armando Cortalezzi (interventor de la Caja Popular) había sido la responsable de esos ataques.

Tras conocer los incidentes de ayer a la madrugada, el amayista Oscar Cano fustigó al secretario de Seguridad, Paul Hofer, y lo llamó “inútil” en el recinto. “Repudio a estos cobardes. Y qué casualidad que siempre ocurre lo mismo en ese sector. Pido que se lo invite al inútil del secretario de Seguridad para que esclarezca este hecho”, fustigó el dirigente mercantil.

Al final del acalorado debate, los concejales firmaron un documento mediante el que rechazaron lo ocurrido y exigieron que el incidente sea investigado.

“No nos van a detener”

“Repudio terminantemente este acto de intimidación y de violencia. Esto no nos va a detener. Cuando yo sea gobernador voy a garantizar el estado de Derecho como debe prevalecer en todo sistema democrático. Hago responsable al Gobierno de cualquier situación que dañe la integridad de los dirigentes que militan en nuestro espacio y la de sus familias”, expresó por su parte el intendente Domingo Amaya.

Comentarios