Hubo un alto acatamiento en Tucumán, según los gremios

En la provincia también se escucharon las demandas de las organizaciones por alta inflación, inseguridad y falta de empleo genuino Evaluaron que la adhesión fue más del 90%

01 Abr 2015
1

EN TUCUMÁN. Dirigentes gremiales evaluaron ayer el impacto de la medida. la gaceta / foto de luis duarte

Los dirigentes gremiales coincidieron ayer en que el paro general tuvo un acatamiento que superó el 90%, incluso algunos elevaron el porcentaje al 95%. Es que la medida de fuerza que se llevó adelante en el país, se sintió en las calles, en las escuelas, en los bancos, en las terminales de ómnibus de las ciudades y en las rutas de la provincia. Los gremios tucumanos Camioneros, CTA Autónoma, CGT y la Corriente Clasista y Combativa (CCC), entre otros, evaluaron cerca del mediodía el impacto de la huelga por la modificación de las escalas y el mínimo no imponible del Impuestos a las Ganancias nacional. Lo hicieron en el momento de mayor notoriedad.

“El paro tuvo un acatamiento del 100% en la actividad de camioneros. Y en general, hubo una adhesión del 90%. Esperemos que continúe así durante la jornada”, expresó el secretario general de Camioneros, César Torres..

La huelga mantuvo su nivel por la tarde, inclusive, algunos comercios optaron por no abrir ante la caída del consumo en el día.

“Las declaraciones que efectuaron (el ministro de Economía, Axel Kicillof, y el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández) solo enfurecieron a los trabajadores. Que se haya sumado UTA (Unión Tranviarios Automotor) dio más fuerza a la medida”, comentó el dirigente local, alineado a Camioneros nacional y a la Confederación General del Trabajo (CGT-Azopardo), que encabeza Hugo Moyano.

En esa línea, Torres expresó que el 15 de este mes se realizará un plenario nacional de la confederación opositora para definir la fecha de realización de un nuevo paro pero por 36 horas. “Si no hay respuesta por parte del Gobierno, esa medida se llevará adelante”, enfatizó.

“Los mismos trabajadores son los que hoy presionan (por las actuales condiciones) a sus representantes, a pesar de que estos dirigentes estén alineados a la CGT oficialista y al Gobierno, porque son ellos los que sufren”, añadió Torres.

Respecto de las críticas al paro por parte de Kicillof, sustentadas en que casi un 10% de la masa total de los trabajadores está afectado por el impuesto nacional, el titular de Camioneros remarcó: “Qué puede esperarse del ministro, cuando la semana pasada no sabía el índice de pobres del país”.

Por su parte, César González, secretario general de UTA Tucumán, coincidió con el cálculo de Camioneros y manifestó que el paro fue total y contundente. “No se movió ningún servicio. Ha sido sin concurrencia en los lugares de trabajo”, añadió.

González describió que la medida de fuerza se sostuvo durante la madrugada y el resto del día, y adelantó que la próxima semana podría definirse también un paro de 36 horas, en consonancia con la idea de la CGT opositora.

“Estuve hablando con el secretario de interior de UTA central y me manifestó que la semana próxima habrá una reunión para determinar los pasos a seguir (...) Puede plantearse un paro de 36 horas, al igual que la unificación de la CGT ante los problemas que tienen los trabajadores en estos momentos. No se descarta el paro 36 horas si el Gobierno no da una solución”, recalcó.

Petitorio

Inflación, actualización jubilatoria, inseguridad, empleo genuino y trabajo informal, y salarios “dignos” fueron los reclamos que también se escucharon durante la jornada.

“La lectura que hizo el ministro Aníbal Fernández es capciosa. Al decir que sólo un 10% está afectado al impuesto a las Ganancias, está reconociendo que hay un número muy alto de trabajadores que no gana más de $ 5.000. Nuestro petitorio se centra en un salario básico de $ 12.000. Vale decir que hay un impuesto al salario con la inflación y el cobro por IVA”, remarcó Salvador Agliano, secretario general de la CTA Autónoma. “El auto acatamiento es una respuesta de los trabajadores al Gobierno”, añadió. En la reunión también estuvieron Jesús Pellasio, de Uatre, Juan Acosta, de Caucho, y Vicente Ruiz, de la CCC, entre otros sindicalistas.

José Cano, precandidato a gobernador de Tucumán por el Acuerdo Cívico y Social (ACyS) calificó de igual manera el efecto de la medida de fuerza en la provincia: “contundente”. “Hay una realidad que el Gobierno no puede seguir ocultando o negando. Es imprescindible debatir cambios en el sistema tributario para eliminar el impuesto al salario”, explicó diputado nacional mediante un comunicado.

Comentarios