Los gremios de la salud analizarán una nueva oferta del Ejecutivo

Con la suba al básico del 30% y la mejora en otros ítems, el incremento para algunas categorías podría alcanzar hasta el 43% de bolsillo

26 Mar 2015
El incremento del 30% al salario básico, en dos cuotas, tal como recibieron los trabajadores de otras áreas del Estado. Una suba del piso salarial para quien recién ingresa a $ 8.600 (para los que cobran presentismo podría llegar a $ 9.000). Y un ajuste en el ítem “aporte social” de al menos el 10%. Esos son los puntos principales de la oferta que el Gobierno hizo ayer a los gremios que representan a los empleados del Siprosa (Sistema Provincial de Salud) en el contexto de las negociaciones paritarias.

Los ministros de Salud y Economía, Pablo Yedlin y Jorge Jiménez, recibieron por cuarta vez a los sindicatos ATSA, Sumar, AME, UPCN, ATE y Sitas. Las partes consideraron que hubo un avance en las tratativas, en relación a los últimos encuentros. Algunos de los gremios y Yedlin, incluso, consideraron que la firma de un acuerdo podría concretarse próximamente. Una nueva reunión podría celebrarse mañana o bien, la semana próxima.

“Muy cerca”

“Creemos que estamos muy cerca”, confió Yedlin. Explicó que las reuniones con cada agrupación son complejas, por los pedidos disímiles. “Todos los puntos deben ser consensuados y es dificultoso. Tenemos que ir haciendo un cálculo con Economía. Viendo cómo repercute todo en las cuentas. Vamos a hacer el esfuerzo para que el viernes, si tenemos acuerdo desde las asambleas, podamos firmar el convenio”, consignó el funcionario.

Renée Ramírez, de ATSA, coincidió al afirmar que había una evolución y que sólo restaban detalles para cerrar un acuerdo. “Establecimos que ningún trabajador, retroactivo a marzo, ganará de bolsillo menos de $ 9.100. Equivale al 43% de aumento. Son $ 1.800 más para los compañeros que menos ganan”, añadió.

Francisco Armiñana, vocero de ATE y de UPCN, aseguró que se alcanzó un principio de acuerdo. Detalló que los empleados que no lleguen al salario inicial acordado podrían recibir cifras adicionales.

Por otro lado, ambos gremios efectuaron una presentación para que el Ministerio de Salud gestione un crédito con facilidades para los trabajadores de la salud del interior y de la capital que fueron afectados por las inundaciones.

José Luis Allori, de AME, recordó que representan al nivel A, integrado por los profesionales. “Hicimos una propuesta para que ningún profesional gane menos de $ 14.000. Por otro lado, se mejoraría también el seguro de mala praxis. Lo cobran quienes tienen tareas asistenciales y sería un incremento de $ 200”, adelantó.

Desde Sumar, Noemí Díaz, detalló que el “aporte social” permitirá hacer la diferencia en las boletas. “Podríamos estar acercándonos. Esto evitaría el achatamiento de la pirámide salarial, porque consideramos que cada nivel tiene su capacitación y antigüedad y se debe ganar acorde a ambas. Vamos a analizar la propuesta, que implica que quien recién ingresa tendrá una suba de $ 3.600 y alguien con antigüedad, de alrededor de $ 5.000”, graficó. El sindicato efectuó planteos sobre el impuesto a las ganancias ante los ministros y presentó proyectos en el Congreso con una alternativa, que ata el descuento al salario mínimo.

“Esperamos una mejor oferta. Para nosotros no está cerrada la negociación”. Con esta frase, Adriana Bueno, marcó la postura del Sitas. Afirmó que los autoconvocados escucharán y votarán hoy la propuesta: “dependiendo de las distintas antigüedades y niveles significaría entre un 35% y un 43% de aumento de bolsillo”.

En relación al “aporte social”, cargó contra el resto de las agrupaciones. “Muchos aseguran lo que nosotros trabajamos. Estamos dejando nuestros cerebros y vida aquí ¡Qué bueno sería que entre todos tuviéramos las ideas! Este ítem es una conquista de autoconvocados desde 2010. Vamos avanzando sobre ese 30% pelado que nos ofrecían al básico”, aseguró.

Explicó que la suma está atada al sueldo básico de cada nivel y crece de acuerdo con la antigüedad. Por ello, resaltó, respeta los escalafones vertical (relacionado con las responsabilidades de cada estamento) y horizontal (determinado con la antigüedad).

“No hablamos de volver el viernes. La gente debe pensar y decidir. La semana que viene podríamos tomar una decisión con una propuesta mejorada”, concluyó.

Comentarios