El Gobierno defendió a Milani, el más criticado en las marchas por el Día de la Memoria

"No está procesado en ninguna causa y sí lo están otros militares de la misma época", sostuvo Aníbal Fernández.

25 Mar 2015
2

LA GACETA

BUENOS AIRES.- El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, volvió a defender hoy al jefe del Ejército, teniente general César Milani, el más criticado en las marchas que se realizaron por la conmemoración del Día de Memoria, Verdad y Justicia, y para quien se reclamó su pase a retiro.   

"El expediente que ingresó al Congreso, que hasta ahí es toda la documentación que existía, a mí no me dice absolutamente nada, tal es así que no está procesado en ninguna causa, y sí lo están otros militares de la misma época y por la misma situación. No hay nada que a mí me impidiera defenderlo en la comisión y en el recinto", señaló Fernández.

En su charla habitual con la prensa antes de ingresar a la Casa Rosada, el funcionario recordó que en otras oportunidades la presidenta Cristina Fernández de Kirchner pasó a retiro al almirante Jorge Godoy y al general Roberto Bendini por vinculaciones con delitos de lesa humanidad, y que "no le temblaría la mano" tener que hacerlo con Milani, consignó la agencia DyN.

Ayer, durante las manifestaciones por el Día de la Memoria, la referente de Madres de Plaza de Mayo-Línea Fundadora Nora Cortiñas advirtió que la designación de Milani es un retroceso de las conquistas y avances logrados.

"Yo no lo siento así. Siendo senador y siendo miembro de la comisión de acuerdos, defendí la postura de Milani y la defendí en el recinto. Por arriba, por abajo, por los cuatro costados, el expediente de Milani no me dice absolutamente nada", expresó.


Complicado
El militar, que había sido designado en diciembre de 2013, está imputado en una causa que investiga la desaparición del conscripto Alberto Ledo, ocurrida en Monteros, en junio de 1976. La versión oficial del Ejército señalaba que este había desertado, pero luego se supo que el acta de deserción -presuntamente confeccionada y firmada por Milani- había sido falsificada.

El fiscal federal N° 1, Carlos Brito, considera que el soldado no había desertado, sino que había sido privado de su libertad y, luego, asesinado. A raíz de ello, imputó a Milani la supuesta falsificación del acta de deserción y el encubrimiento del secuestro y asesinato de Ledo.
Comentarios