Cartas de lectores

20 Mar 2015
2

 EL DOCTOR ARTURO ILLIA

Como lector de LA GACETA todos los días, en la edición del martes 17/3 me he detenido en la carta del lector Roberto Ahmad, que evoca al doctor Arturo Illia. Considero que ese recuerdo del ex presidente es necesario en este momento de tiempos electorales y de campaña. Es bueno que tantos jóvenes que van a votar por primera vez y otros no tan jóvenes que no lo han conocido y por último, para los que lo hayan olvidado, recordarles que nuestro país ha tenido políticos capaces y honestos que no sólo no se han enriquecido con la función pública, sino que se fueron más pobres que cuando entraron. Uno de esos ejemplos es precisamente el ex presidente que estamos recordando. Quisiera agregar a la carta del señor Ahmad dos anécdotas que lo pintan tal como era ese viejo médico que llegó a ser presidente de la República. Tuvo una activa vida política desde su Cruz del Eje, ciudad que eligió para vivir y ejercer su profesión. Fue legislador provincial, diputado nacional por Córdoba, vicegobernador de esa provincia, gobernador electo que llevaba como vice a otro destacado político, el doctor Arturo Zanichelli; ambos no pudieron asumir por el golpe militar del 4 de junio de 1943. El doctor Illia no regresó a Cruz del Eje; consideró que se había desactualizado en su profesión por la campaña política y decidió concurrir al Hospital Español de dicha ciudad e incorporarse al equipo de Clínica Médica que dirigía el prestigioso médico cordobés Agustín Caeiro; allí lo conocí como un médico más. Pero además concurría a la guardia médica del hospital al lado de galenos jóvenes con el objeto de actualizar su experiencia médica. Era uno más de los integrantes del equipo, a tal punto que se ofrecía para cubrir la guardia de alguno de ellos recién casado. Cuando consideró que estaba en condiciones de reintegrarse a su consultorio regresó a Cruz del Eje. Siendo presidente, un día al regresar a su residencia en Olivos advirtió que había preparativos de una gran fiesta y al preguntar de qué se trataba ese festejo, le contestaron que era el cumpleaños de su hija, y estaban preparando ese agasajo. Preguntó: “¿Y quién paga este festejo?” Le contestaron que era un obsequio de unos empresarios. De inmediato, ordenó que detuvieran estos preparativos. “Yo no estoy en condiciones de pagar esta fiesta; en algún momento le haré a mi hija el festejo que corresponda”, dijo. Por supuesto, el festejo no se hizo. Por último, tanto Illia como su vice, el doctor Carlos Perete, no cobraron su jubilación. Consideraba Illia que al no haber completado su período no le correspondía tal beneficio; se jubiló como médico de Córdoba. Desde esta ciudad del río que la nombra, Paraná, saludo a ustedes y agradezco la publicación de esta carta.

Ernesto T. Toledo

[email protected]

 INUNDACIONES


Creo que la mayoría de las autoridades se olvidan de aquellas familias de Río Nío que quedaron aisladas por derrumbe del puente en la última tormenta. Nadie puede llevarles víveres, medicamentos ni agua, así como las que quedaron encerradas por los ríos del Tigre y Orilla. En la ruta N° 305, a la altura del río Sala, hicieron un paso provisorio, que en un aumento de caudal quedará totalmente inhabilitado. La gente no necesita colchones ni frazadas, sólo agua, medicamentos y víveres porque fueron afectadas por los cortes de caminos y de ríos y no tienen acceso a los proveedores.

Francisco Morales

Ruta 305 Río Nío Burruyacu

 EDUCACIÓN

En LA GACETA del 3 de marzo me llamó la atención el título “ Aplausos y bombas de estruendo en un acto con sabor a despedida”. Se indicaba que en el acto la ministra de Educación había estado rodeada por la senadora Beatriz Rojkés, la ministra de Políticas Sociales, Beatriz Mirkin, el de Salud, Pablo Yedlin; de la Producción, Jorge Feijoó, legisladores y secretarios del Frente Gremial. O sea que en vez de comenzar el año lectivo en el que los protagonistas son los alumnos y docentes, estábamos en presencia de un mitin político, con miras a las próximas elecciones. En su discurso, la ministra recordó que su gestión “colaboró para que el tejido social no siguiera quebrado”. Me parece que está en un error; “el tejido social” se quebró o se terminó de quebrar durante la “década ganada”; los docentes empezamos a ser perseguidos, vapuleados, ignorados, desprestigiados y no respetados por los padres. En lo que tiene razón es cuando dijo: “vos podés”, pero era para hacer pasar a los alumnos sin esfuerzos, o para obedecer fechas de fechas puestas por ese Ministerio, para que rindieran los educandos, sin tener en cuenta la opinión del docente, o para asistir a cursos obligatorios en horarios que eran espacios para estar en familia, o en aceptar a los famosos “niveladores”, en cada curso haciendo perder la autoridad del docente en el aula. Y mayor fue mi sorpresa al leer en otras páginas de diario lo siguiente: “Un basural crece cerca de la escuela de las Talitas”; “Basural en una escuela de la Banda del Río Salí”; “En El Cadillal no hay clases debido al mal estado de la escuela”; “Camino intransitable para que los alumnos vayan a la escuela 55 de Las Cejas”; “Padres tomaron la escuela de Israel a causa de su mal estado”, etcétera. Qué contraste, una escuela del centro contó con la concurrencia de una nutrida cantidad de políticos en campaña que prometen de la boca para afuera cosas, mientras en el 20% aproximadamente de las escuelas en diferentes lugares de nuestra provincia, los alumnos no podían iniciar el año lectivo. Esta es una cruda realidad que sucede año tras año; los gobiernos de turno no tienen políticas claras en educación, son sólo parches para pasar el invierno. Señora ministra, durante su gestión se agudizó la falta de personal de servicio en todas las escuelas de la provincia y estas no fueron custodiadas como corresponde; además la comunidad educativa no contó con su apoyo ni de funcionarios ni políticos en varios conflictos que sucedieron. Los docentes tenemos un gran desafío en este tercer milenio, el de recuperar de una vez por todas nuestra dignidad y protagonismo, para que la educación sea la máxima prioridad en el futuro de nuestros alumnos. Debemos volver a transitar por el camino del esfuerzo, la responsabilidad y la honestidad.

María Eugenia Ezquer de Muro

[email protected]

 DESCALIFICACIÓN

En su carta del 18/3, el lector Francisco Centurión dice que lo aludo “con violencia aguda escrita”. ¿Decir que siente odio visceral por el campo es violento? ¡Si se desprende de sus dichos! Y el odio siempre crea toxinas. De manera que rechazo su acusación por infundada. Ahora bien: Yo no soy el campo, ni Nisman, ni de la Cámpora. Yo soy yo. Usted, ¿es usted? Le hago notar que en ningún momento mencioné a la Sociedad Rural, institución que me importa un bledo, como me importa un comino cualquier corporación de rancia estirpe fascista como abundan en nuestro país. Lo que sí me importa es su mención del doctor Alfonsín, el más grande republicano de los últimos 40 años, porque en sus afirmaciones se muestra incondicional de un régimen que nada tiene que ver con Alfonsín. Con la misma virulencia con que ataca a la Sociedad Rural, debería Ud. atacar al PJ y a la CGT que le hicieron la vida imposible a Alfonsín durante su mandato, prestándose al juego del poder militar que aún era notorio. Tampoco mencioné a ningún animal de los que cita, por lo que su afición zoológica corre por su cuenta. Y la preocupación por el desastre tiene más que ver con los excluidos del sistema que con los campesinos. Aquellos que sobreviven en tugurios a la vera del río traicionero que en cualquier momento los arrastra. Y ahí está la gran ausencia del Estado. Por último, le agradezco su invitación, pero lamentablemente vivo a 90 kilómetros de San Pedro de Colalao y mis seniles limitaciones me impiden considerarla. Reciba un abrazo de compatriota sin violencia aguda.

José Quirós

[email protected]

 JUAN PABLO JUÁREZ


Al paso que van las cosas, las necesidades e inquietudes de los tucumanos se conocen más leyendo las cartas de lectores que a través de los parlamentarios, sean legisladores o concejales, muchas veces ausentes y en algunos casos de más. Así nos va. Bueno, sería más concentración y mejor enfoque en los temas en cuestión sin ofensas y dejando transparentar la identidad y domicilio correctamente, sin temores. Que tengan miedo los inoperantes, los mediocres, los cobardes que se esconden en los anónimos y amenazas, y no aquellos que en estas líneas de LA GACETA aportan, reclaman, piden por los vecinos y por cada uno de nuestros barrios y localidades. Hay que ejercer la libertad con límites que pone la propia libertad al prójimo. “La libertad sin límites es irresponsabilidad”, escribió el conocido doctor Julio César Labaké. Hay que tener presente que todo derecho implica una obligación. Es cierto, pero no es menos cierto que nada se consigue sin lucha, sin esfuerzo y sin perseverancia. “Le tengo rabia al silencio por lo mucho que sufrí, que no se quede callado quien quiera vivir feliz” (Atahualpa Yupanqui). Aunque no se haya hecho una marcha por el salvaje ataque al gran deportista, vecino, compañero y amigo de toda la vida Juan Pablo Juárez, queda claro que el reclamo existe en cada ciudadano. Eso no se calla, se siente. Como bien lo dijo el sacerdote en su homilía, en la misa en la Catedral, donde rogamos por el gran campeón simoqueño que llegó a ser llamado “Patoruzú”, cuando ganaba las Fiestas Mayas en Buenos Aires, representando al club Boca Juniors: “Fuerza, gaucho. Estamos a tu lado”. Te luciste en las San Silvestre hace 32 años, te vieron victorioso en todo el mundo, tuviste en alto el premio Jardín de la República, le ganaste maratónicamente a la enfermedad; en doble página la revista “El Gráfico” registró tu triunfo en la ciudad de Buenos Aires; estás en el libro “Tucumán Argentina”. Junto a los mejores siempre tuviste en alto la bandera del joven abnegado con el corazón de Simoca… “Juan Pablo, el atleta”, tu libro está en marcha. Fuerza, hermano, hay muchas páginas todavía por escribir.

Esteban Lito Ledesma

[email protected]

 QUIEREN VIVIR MEJOR


Desde hace años, el barrio Teresa de Calcuta, de Alderetes, se fue poblando de vecinos; ya somos más de 2.000 personas. Constantemente hemos pedido a nuestros gobernantes agua, luz, aperturas de las calles, iluminación y fundamentalmente, seguridad, ya que en el barrio existe una anarquía total. En 2014, anunciaron que nos pondrían el agua, entre tantas promesas. Hoy estamos en marzo de 2015 y el barrio sigue igual. Hay niños que van a la escuela y en épocas de lluvia les es imposible salir del barrio por el estado de la calle. La cantidad de lodo que se acumula les hace imposible salir sin ensuciarse o caerse. Le pedimos al intendente de Alderetes que, por favor, nos dé una mano, queremos vivir mejor. Queremos que cumpla todas sus promesas. Le rogamos, por favor, que al menos abra una calle principal para poder ingresar al barrio o salir, ya que las últimas tormentas la volvieron intransitable. Sea sensible a la necesidad ajena. ¡Por favor, ayúdenos!

Héctor Sosa

Mzna. 10 Lote 4, Barrio Teresa de Calcuta

Alderetes

SIN PRESIÓN DE AGUA


Soy vecina de la avenida Américo Vespucio, entre calles Jujuy y 9 de Julio, Barrio Judicial. Quiero denunciar la incomprensible falta de presión en el suministro de agua en dicho barrio que no deja que el líquido llegue a los tanques para que puedan llenarse. Hace más de una semana que sufrimos este problema sin que el personal de la SAT lo solucione. ¿Será que las autoridades de esta repartición o algunos funcionarios del gobierno tienen una venta de cisternas y especulan con la desgracia de los vecinos? Y después el gobernador habla de “década ganada”; por favor, vergüenza debería darle. Esperamos que nos brinden una urgente la solución a este problema.

Argentina Cabrera

[email protected]

CUESTA DEL CAVILLO

La Cuesta del Clavillo tiene un tramo que pertenece a Vialidad de la Nación. Ya va hacer 15 días que está intransitable; me llama la atención que ningún funcionario de la Provincia ni de Vialidad de la Nación dio ningún informe de si la están reparando, o hasta cuándo vamos a tener que seguir recorriendo casi 300 kilómetros más para llegar a Aconquija de la Provincia de Catamarca. Quiero aclarar que hay un tramo que corresponde a la provincia de Tucumán de la ruta 65. Pero si este desastre hubiera pasado en la ruta 307, ya la habrían reparado, claro, porque en Tafí del Valle tienen casa todos los funcionarios del gobierno que está en funciones.

Julio César González

[email protected]

POLARIZACIÓN E INCERTIDUMBRE


Los discursos de los principales políticos se polarizan y son cada vez más agresivos; son el sinónimo perfecto de la incertidumbre más absoluta; nadie sabe lo que va a pasar. Hasta ahora el hiperpresidencialismo es la base de un sistema político fragmentado, irregular y esclerotizado por el clientelismo, la ineficiencia y la corrupción, cementado por anacrónicos basamentos ideológicos de cuño autoritario y populista. Un sistema republicano basado en la división de poderes y los mecanismos de frenos y contrapesos son una amenaza a la discrecionalidad y a la creciente concentración de poder con las que necesitan contar Cristina Fernández de Kirchner y su séquito; el mentado “Modelo” se asienta en un Estado todopoderoso, un presidencialismo agresivo, unipersonal sin límites. Todo ello se está desmoronando en forma gradual por las torpezas, la ineptitud y los caprichos obsesivos, a más de una sociedad civil sumisa, patéticamente adormecida por la fiesta del consumo; la economía continuará acumulando distorsiones, persistirá la larga recesión, a lo que hay que agregar la inflación, la asfixiante presión fiscal, el cepo cambiario, los barras bravas, el incremento de la inseguridad, el colapso de los servicios públicos, la crisis energética, la corrupción, el intento de acuerdo con Irán, los conflictos con los servicios de inteligencia, la embestida contra la Justicia y los medios no alineados. Lo que se ve es que la crisis se profundiza y que sigue en escalada el conflicto entre el Poder Ejecutivo y buena parte del Poder Judicial, el avance del Gobierno contra los medios, las denuncias de “conspiración” y “golpe judicial”. Todo lo precedente pone de manifiesto las deficiencias estructurales de un país que no logró conformar un entorno institucional de cierta seriedad. El resultado es que la división -como en casi todos lados, pero nunca con tanta intensidad y virulencia. Tampoco hoy es creíble la división que quieren instalar los falsos redistribucionistas, entre aquellos que quieren “un país para pocos” y los que dicen querer un país para todos, inclusivo; y muchos menos cabe la facilista posición de que la culpa de todos los males la tienen los “otros” externos e internos. La verdadera división, la grieta, pasa por lo ético, la educación, por la dignidad, por pretender contar con una república, por la lacra de tener dirigentes políticos corruptos, y sobre esto no es posible discutir ni disentir.

Mario Alberto Ricci

Pje. Thames 4.472

San Miguel de Tucumán

 DOS ANIVERSARIOS


Están próximas dos fechas históricas de suma importancia para nuestra provincia. El 31 de mayo, se cumplirán 450 años de la fundación de San Miguel de Tucumán, en el paraje conocido como Ibatín, y el 29 de junio, también próximo, los 465 años de la Ciudad de Barco (emplazada, según, historiadores a no mucha distancia de la primera). Como bien lo señala Justino Terán, en una carta del 10/3, el Instituto Tucumano de Cultura Hispánica está preparando la recordación mediante actos especiales de tales fechas trascendentales para nuestra historia y confía que se contará con la decidida colaboración de todas las instituciones tucumanas que deseen adherirse. Por lo pronto, ha anticipado la asistencia de representantes numerosas entidades históricas de otras provincias del país. Espero que los tucumanos recordemos ambas fechas con la solemnidad que son acreedoras.

Domingo Padilla

[email protected]


Para publicar en "Cartas al director" escribir a [email protected]

 

Comentarios