Piden que Milani sea separado del cargo, y ahora Cortiñas lo vincula con la desaparición de su hijo

Por el caso Ledo, el diputado Juez consideró que a Milani “su pasado lo persigue”, y Martínez opinó que “si le sueltan la mano abren la caja de pandora de la mega corrupción K”. La fundadora de Madres de Plaza de Mayo reclamó a la Justicia para que cite a declarar al militar que trabajaba bajo las órdenes de Videla

27 Dic 2014
1

SEGURA. Según Nora Cortiñas, Milani era oficial de Inteligencia y trabajaba en el área en que desapareció su hijo. twitpolitico.com

BUENOS AIRES.- Además de los pedidos a la Presidenta para que lo separe del cargo mientras es investigado por su supuesta participación en delitos de lesa humanidad, ahora la integrante de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, Nora Cortiñas, reclamó ayer que citen a declarar al jefe del Ejército, César Milani, por la desaparición de su hijo, Gustavo Cortiñas.

Al respecto, Cortiñas argumentó que presentó un habeas corpus para que Milani sea citado a declarar porque en 1977, cuando desapareció su hijo, el jefe del Ejército “era un oficial de Inteligencia cercano a (Jorge Rafael) Videla”.

Cortiñas también consideró que “es hora de que se aclare” la participación de Milani en la causa por la desaparición del conscripto riojano Alberto Agapito Ledo durante la última dictadura, y remarcó que “la imagen del Gobierno está manchada y deteriorada a través de este nombramiento y esta insistencia para no tocar” al jefe del Ejército.

Luego de que el fiscal federal N° 1 de Tucumán, Carlos Brito, pidió que el jefe del Estado Mayor sea indagado por la desaparición de Ledo, Cortiñas reveló que el 10 de diciembre presentó un habeas corpus en el Juzgado de Instrucción Nº 23, a cargo del juez Roberto Oscar Ponce, para que Milani sea citado por la desaparición de su hijo, ocurrida el 15 de abril de 1977. 

La madre de Plaza de Mayo también afirmó que el jefe del Ejército desempeñaba sus tareas en las zonas en las que desapareció su hijo y afirmó que en 1977, Milani “era un oficial de Inteligencia de un área correspondiente a la desaparición de Gustavo”. 

Además, manifestó que tiene “la certidumbre de que hay algo especial que hace que a Milani lo mantengan” en su cargo, por lo que afirmó: “lo mejor es que esté alejado de su cargo y dispuesto para la indagatoria correspondiente”. 

Al respecto, Cortiñas sostuvo que “esta causa todavía no ha caminado”, pero se mostró expectante en que “el juez lo llame a declarar”.

Tras revelar sus dudas sobre la participación del teniente general del Ejército en la desaparición de su hijo, Cortiñas pidió “concentrarnos en el caso Ledo porque ahí hay testigos” y añadió que “el Gobierno tiene que tomar medidas serias porque las pruebas que se presentan son de mucha contundencia”.

“Es hora de que esto se aclare y al menos lo separe hasta que la Justicia esté bien encaminada en la investigación de su actividad”, reclamó. Y agregó: “no puede ser que sea jefe del Ejército una persona que está cuestionada desde el primer momento”.

Manejos

El senador de la Alianza Frente Cívico, Luis Juez, advirtió que Milani maneja los servicios de Inteligencia y se preguntó: “qué servicio le brinda al Estado, o a un dirigente del Estado o a la propia Presidenta” para que se lo sostenga, a pesar de ser una “persona sospechada de tener las manos salpicadas con sangre”.

“Milani, en los últimos 30 años, es el militar con mayor poder en Argentina. Se quedó no solamente con la Inteligencia militar sino que tiene una fuerte injerencia para manejar la Secretaría de Inteligencia (SI)” de la Nación, advirtió.

Según Juez, la SI se usa para “chusmerío, para ver qué hace este periodista, de dónde sale este político, qué hizo este opositor, y tenerlos de rehén. Hoy, Milani concentra un poder horroroso en el manejo de los servicios de inteligencia. Pero su pasado lo persigue y no lo suelta. El Gobierno no puede ignorar esto”, agregó. Juez fue uno de los senadores que vetó el ascenso de Milani, que está siendo investigado por la desaparición del conscripto Ledo. 

“Cuando llegó el pliego de Milani al Senado descubríamos que el informe inicial de la Conadep de La Rioja había ignorado un capítulo que tenía que ver con la conducta de Milani, por entonces teniente primero”, apuntó el diputado.

Agregó que “había una presentación hecha sobre la desaparición del soldado Ledo, del que Milani, como oficial instructor de Inteligencia, había certificado que había desertado. Había desaparecido siendo un conscripto a cargo del Estado nacional”.

“Dijimos que Milani deshonraba el ejército argentino” y que “no era digno de llevar el uniforme” que “habían llevado José de San Martín y Juan Perón. Pero no nos dieron pelota”, prosiguió.

Totalitarismo

El diputado radical y precandidato a gobernador de La Rioja, Julio Martínez, advirtió que la presidenta, Cristina Fernández, “seguirá sosteniendo” a Milani; y al vicepresidente, Amado Boudou. “Si les suelta, la mano abren la caja de Pandora de la mega corrupción kirchnerista”, aseveró. 

Martínez, denunciante original de la causa de la desaparición del soldado Ledo, cuestionó la permanencia del jefe militar en el cargo, en donde realiza “espionaje interno sobre todos nosotros”, lo que está “absolutamente vedado por las leyes de Inteligencia y Seguridad Interior”.

“Este tipo de comportamientos es propio de regímenes totalitarios, donde el poder se ejerce sin controles institucionales ni límites éticos, y donde los caprichos del tirano de turno pretenden estar por encima de las prescripciones del estado de derecho”, destacó. (DyN)
Comentarios