La Nación y la Provincia coinciden en que si Milani es procesado, debería renunciar

El secretario de Derechos Humanos tucumano aclaró que se deben esperar “las pruebas”. Un mensaje similar desde la Rosada Un fiscal federal pidió la indagatoria del jefe del Ejército Argentino, en la causa de un conscripto desaparecido

26 Dic 2014
El jefe del Ejército Argentino, general César Milani, podría ser sometido a una indagatoria en la sede local de los Tribunales federales. La situación procesal del militar de confianza de la presidenta Cristina Fernández en la causa “Ledo” no fue la mejor noticia de despedida de año para el oficialismo.

Aunque la Provincia y la Nación aclaran que todavía Milani no ha sido imputado ni se ha probado su participación en la desaparición del conscripto Alberto Agapito Ledo, durante la dictadura militar, la posición de ambas administraciones es coincidente: en caso de que el jefe del Ejército sea imputado y las evidencias lo comprometan, debería renunciar.

Así lo señalaron, por separado, el secretario de Derechos Humanos de Tucumán, Humberto Rava, y el secretario general de la Presidencia, Aníbal Fernández.

Rava, en diálogo con LA GACETA, destacó que este tipo de hechos obligan a “actuar con cautela”, y aclaró que “por el solo hecho de haber sido militar en una época determinada, no implica que tenga relación con casos de lesa humanidad”. “Este tema se reduce a una variable: si la Justicia considera que hay pruebas de lo que se lo acusa, se tiene que ir; pero tenemos que esperar”, dijo el funcionario tucumano. Recordó que el pliego para el ascenso de Milani fue analizado por el Senado de la Nación, y no figuraban causales que pudieran impedir su arribo al máximo cargo del Ejército. Ante una consulta de este diario, agregó que su oficina todavía no ha tenido contacto con la familia Ledo. “No hemos tenido esa posibilidad, que nos hubiera gustado mucho. Nuestro rol es el de la mediación, pero hasta ahora no se nos han requerido opiniones”, aseveró.

La posición del secretario de Derechos Humanos coincide con la postura adoptada por el kirchnerismo a nivel nacional. El ex senador Fernández, quien regresó a la Casa Rosada hace unos días, recordó que los antecedentes del militar no contenían “absolutamente nada” que impidiera su promoción. “Si el día de mañana existiera algún elemento que le diera razón a un juez para dictar el auto de procesamiento, seguramente pasará a retiro como la Presidenta lo hizo oportunamente con el almirante (Jorge) Godoy o con el general (Roberto) Bendini”, lanzó el portavoz del Gobierno nacional.

Godoy fue pasado a retiro en diciembre de 2011 tras una acusación de realizar espionaje interno desde la base naval Almirante Zar, en Trelew. Bendini dejó su cargo en septiembre de 2008 al ser acusado de corrupción; luego, fue sobreseído. Según Fernández, la situación de Milani es diferente porque “en ninguna causa está procesado” y “no hay elementos” para llegar a esa instancia. “Si hubiera un elemento, seguramente la Presidenta le dará el pase a retiro”, ratificó.

Ledo cumplía el servicio militar en el Batallón de Ingenieros Nº 141 de la Rioja y fue llevado a Monteros. El 17 de junio de 1976 habría sido llevado a hacer recorridos. El 4 de julio de ese año le comunicaron a la madre de Ledo que este había desertado. Por este caso, el fiscal federal Carlos Brito pidió la indagatoria de Milani al juez federal Daniel Bejas.

Comentarios