La AGN alerta que el narcotráfico avanza en la frontera

El organismo dio a conocer ayer un crítico informe en el que revela las debilidades de los puestos de control de las zonas limítrofes. El juez Federal de Orán advirtió que Argentina se convirtió en un país de “alto tránsito” de droga. Fallas en los sistemas informáticos.

03 Diciembre 2014
BUENOS AIRES.- La Auditoría General de la Nación (AGN) presentó ayer un informe sobre el control de aduanas y fronteras que reveló enormes debilidades en los puestos fronterizos que explican el auge de las organizaciones criminales y, principalmente, del narcotráfico.

Así lo confirmó el presidente de la AGN, Leandro Despouy, al dar detalles de la evaluación realizada entre 2002 y 2012 que alerta sobre escasez crítica de personal, infraestructura edilicia precaria e insuficiente, carencia de equipamiento de control y obsolescencia del sistema informático, entre otras falencias detectadas en los organismos de control aduanero y migratorio.

El juez federal de Orán, Raúl Juan Reynoso, graficó el crecimiento del narcotráfico en los últimos 10 años en la frontera de Salta, al apuntar que antes “los trabajadores de frontera, bagayeros o contrabandistas ingresaban con dos o tres pantalones” pero ahora el contrabando se elevó a “20 o 30 vehículos”.

El magistrado apuntó que ya es común en Orán que un procedimiento antidroga involucre unos 900 kilos de droga, advirtió que la Argentina se convirtió en un país de alto tránsito en materia de estupefacientes y que incluso llegaron a detectar un cargamento de “cocaína negra”, entre otras modalidades.

Fronteras permeables

Por su parte el vicepresidente de la Cámara de Apelaciones de Tucumán, Ricardo Sanjuán, aseguró que las fronteras en la Argentina son permeables para entrar y para salir y advirtió que no es que el narcotráfico avance sino que el Estado retrocede.

“Una auditoría de 2013 sobre los tres puertos más importantes de la Argentina contiene las mismas críticas de principios de la década: inadecuada infraestructura, falta de equipamiento y de personal, obsolescencia informática y debilidades procesales”, sostuvo el informe en uno de sus párrafos.

Incluso se destaca que la Aduana, que aporta el 14 % de los ingresos del sector público nacional, carece de computadoras y la oficina de Santiago del Estero, por ejemplo, sólo cuenta con dos empleados, lo que fue interpretado por los especialistas como una política deliberada de no control en la Argentina.

“A pesar de que un sistema informático integrado resulta imprescindible para el control migratorio, sólo 42 de los 224 pasos de frontera habilitados estaban informatizados con el sistema de Migraciones, 29 con el de Gendarmería y 153 no contaban con ninguno”, resalta, en otro punto, el informe.

Respecto de la Sedronar, la AGN determinó que el organismo tampoco cuenta con recursos para realizar su cometido, la prevención de la drogadependencia y la lucha contra el narcotráfico. (DyN)

Tamaño texto
Comentarios
Comentarios