Críticas, cargadas y excusas

Así como en el partido, tampoco se habló de fútbol tras el 0-0; eso sí, opinaron todos

22 Nov 2014
1

SE LES FUE DE LAS MANOS. Los jugadores se pasaron de rosca y pegaron más de la cuenta, pero ninguno vio la tarjeta roja. REUTERS

BUENOS AIRES.- De fútbol dejaron poco y nada, por lo que el pos Superclásico en la primera semi de la Sudamericana estuvo cargado de reproches, justificaciones y claro, las infaltables cargadas que ni el 0-0 pudo evitar.

“¿Y la goleada? ¿Y Chávez?” dispararon los de River. “El fútbol champagne no disparó una vez al arco en La Bombonera”, respondieron los de Boca. Del árbitro Silvio Trucco también se acordaron, pero el juez, que resultó muy permisivo y dejó patear a lo loco, salió a hablar como si nada malo hubiera pasado. “Todo salió bien. Uno ha pasado desapercibido”, aseguró, mientras las noticias comentaban lo pésimo de su arbitraje, sobre todo por no haber obviado al menos un par de expulsiones. “Fue un partido friccionado, duro, y traté de cortarlo lo menos posible”, argumentó Trucco.

Así como los protagonistas hablaron inmediatamente después el partido, otros dejaron sus opiniones cruzadas para un día después. Enrique Hrabina, por ejemplo. “River fue a buscar el empate y a mantener el arco en cero”, opinó el ex defensor “xeneize” (entre 1985 y 1992) sobre el conjunto de Nuñez. Quien también se animó a opinar tras el empate fue el árbitro Pablo Lunati. “Si hablamos de las Copas internacionales, el favorito es Boca”, aseguró entendiendo que serie está abierta pero que la historia puede jugar su papel.

El contexto, con una Bombonera colmada de gente y luces, fue lo que se llevó los halagos en el Superclásico. Es que el partido fue tan pobre y brusco que hasta los medios extranjeros lo resaltaron. “En clima de guerra fría, Boca y River solo empataron”, apuntó el diario Lance de Brasil. Acá, y en todos lados, quedaron esperando la revancha. (Especial)

Comentarios