Tras las quejas, dieron netbooks al municipio - LA GACETA Tucumán

Tras las quejas, dieron netbooks al municipio

Ironías en el Poder Ejecutivo por el faltazo de Amaya al acto El intendente había reclamado al PE que los alumnos de escuelas municipales se sumen al plan “Conectar Igualdad”

21 Nov 2014
1

EL ACTO. La ministra Rojkés y Ferrazzano, de la Anses, dieron las unidades junto a funcionarios municipales. prensa y difusión

En el acto de entrega estuvieron los jóvenes de las escuelas “Alfonsina Storni” y “Gabriela Mistral” sonrientes sosteniendo sus netbooks. Se destacaron, además, en carteles colgados sobre las paredes y en banners, las consignas del programa nacional “Conectar Igualdad”. En las fotos quedaron registrados, además, la ministra de Educación, Silvia Rojkés, y el gerente Regional de la Anses, Raúl Ferrazzano, y los secretarios municipales de Políticas Culturales, Susana Montaldo y de Servicios Públicos, Walter Berarducci. Quien faltó ayer en las imágenes de la entrega de 974 máquinas, llamativamente, fue el intendente de la capital, Domingo Amaya.

La ausencia no pasó inadvertida para la Casa de Gobierno. Sucede que el reclamo por las netbooks para los estudiantes de los establecimientos de la Ciudad había sido una de las puntas de lanza del amayismo para iniciar el divorcio político del alperovichismo. Había sido, de hecho, uno de los argumentos de Amaya para denunciar que la gestión alperovichista hacía “politiquería” al excluir a los más de 2.000 estudiantes capitalinos.

El hecho de que la Municipalidad haya enviado a otros funcionarios no cayó bien en el Gobierno. Altas fuentes del alperovichismo consideraron al “faltazo” como una “incoherencia” entre el discurso y los actos del intendente.

Según pudo saber LA GACETA, Amaya se encuentra en Buenos Aires, donde durante la tarde de ayer firmó, junto a otros 90 responsables de municipios, un convenio con el Secretario de Asuntos Municipales nacional, Ignacio Lamothe. El acuerdo permitiría la implementación de planes del Ministerio del Interior y Transporte, que conduce Florencio Randazzo. El precandidato presidencial había compartido un acto con Amaya en la provincia la semana pasada.

A principios de mayo, se habían iniciado cruces entre los sectores del oficialismo por las computadoras. Los concejales amayistas (Eloy del Pino, Christian Rodríguez, Oscar Cano y José Franco) aprovecharon una visita del ministro de Educación de la Nación, Alberto Sileoni, para exigirle la entrega y denunciar por “discriminación” a la ministra Rojkés. El edil alperovichista Ignacio Golobisky les había pedido entonces que no se victimizaran y había aclarado que la Nación era la que determinaba el reparto.

En septiembre, el propio Amaya había consignado que el Gobierno lo “agredía institucionalmente” al no incluir a los estudiantes en el “Conectar Igualdad”. Desde entonces repitió la consigna para criticar al PE en varias oportunidades.

“A las netbooks no las entregamos nosotros, sino la Anses. Haré las gestiones en Buenos Aires”, había respondido entonces Alperovich, evitando la polémica.

La distancia política entre Amaya y Alperovich se profundizó el año pasado, luego de que el espacio del intendente no fuera incluido en la lista de candidatos a diputado del Frente para la Victoria (FpV). Aunque no lo confirmó oficialmente, Amaya es uno de los precandidatos a suceder a Alperovich.

Comentarios