Ganó la película que más les gustó, y hoy se sabrá cuál es - LA GACETA Tucumán

Ganó la película que más les gustó, y hoy se sabrá cuál es

02 Nov 2014
1

DURO COMPROMISO. Sahar, Listorti, Seggiaro, Medina y Martínez integraron el jurado del Gerardo Vallejo.

La tarea de ser jurado es una carga que no todos pueden asumir. Esta noche, luego de que se proyecte en estreno “El insomnio del artista”, la película en stop motion 3D de Mauricio Vides Almonacid, toda la tensión estará puesta en la apertura de los sobre para saber quiénes son los ganadores de los premios a mejor película y a mejor ópera prima del Festival Tucumán Cine Gerardo Vallejo. Cada una se llevará $ 30.000.

La labor de elegirlas recayó en Eduardo Sahar, Marcos Martínez, Daniela Seggiaro, Leandro Listorti y Gabriel Medina, con distintas trayectorias y experiencias pero con un punto de unión: el amor por el cine y sus productos, por encima de los gustos individuales. De hecho, en diálogo con LA GACETA anunciaron que los ganadores fueron votados por unanimidad a partir de que las películas los conmovieron, aunque hoy se sabrán los nombres.

“Elegimos las películas que más nos gustaron, sin ningún tipo de premisa ni de búsqueda o de influencia. Simplemente se trata de tener la mente abierta y fresca para apreciar la obra; en el fondo debe haber un montón más de cosas, pero no busco nada en particular. Mi único criterio es la libertad”, señaló Medina.

Listorti aclaró que, al ser gente de cine, tienen “mayores armas para explicar por qué nos gustó algo, pero nunca nos dejamos ganar por la profesionalidad”. “Cada uno expone y sostiene la razón de que un filme debe llevarse el premio. Hay una responsabilidad y un gusto de apuntar hacia un producto que llame la atención, una manera de decirle al público que hay algo que merece ser visto”, agregó.

Los jurados coincidieron en que las charlas entre ellos luego de las proyecciones les permitieron unificar criterios. “Fue fundamental la conversación entre nosotros para sumar puntos de vista: ayuda a decantar, a ver cosas que no había registrado o a reforzar algún aspecto notable”, resaltó Martínez.

“En pantalla se ven cuestiones ideológicas, políticas y sociales, pero yo trato de ser lo más objetivo posible”, sostuvo Sahar, quien admitió que se le hizo difícil evaluar entre los filmes documentales y ficcionales, aunque los otros jurados compartieron el criterio de unificar ambos géneros en la competencia.

Seggiaro rescató: “nos dimos una panzada grande de buen cine, la mayoría eran películas que uno quería ver; premiar no es una ciencia exacta, pero elegimos las que más atravesaron la pantalla como obra”. Los cinco coincidieron, también, en que el nivel de las producciones argentinas creció en los últimos años y que poder filmar más ayuda en ese sentido y permite sumar nuevos autores.

Comentarios