El “Van Damme argentino” llegó al cine

02 Oct 2014
“En las artes marciales mi referente es Jean Claude Van Damme. Para mí, él y Bruce Lee son los número uno indiscutibles de ese género. En cuanto a acción en sí, Sylvester Stallone. La película tiene algunos guiños a ‘Cobra’, a ‘Nico’... El final en la fabrica es como en ‘Hard target’, una escena en el hueco de un ascensor finalizada al mejor estilo Bruce Willis. Más que nada, ‘Justicia propia’ está inspirada en el cine de acción de los 80, pero actualizado”.

El que habla es Juan Manuel Olmedo, bautizado “el Van Damme argentino” por su conocimiento de las artes marciales y por su capacidad para producir y coreografiar las más arriesgadas escenas de lucha y de acción. Con “Justicia propia”, Olmedo accede a su primer protagónico y abre el camino para que el cine nacional se anime a hacer pie en un género que suele dejar de lado.

La historia, escrita por Luis Calcagno, gira en torno a Diego Ponce (Olmedo), un policía violento que trabaja al borde de la ley e inicia una cacería para vengarse de los asesinos de su sobrina. La dirección de “Justicia propia” -presentada el año pasado en el Festival de Mar del Plata- significó el debut tras la cámara de Sergio Mastroberti.

“‘Justicia propia’ contiene todo lo que debe tener una película de acción: persecuciones de autos, peleas, tiroteos, explosiones, y todo bien desarrollado -apuntó Olmedo-. Todo eso en las películas nacionales no se ve. En los 90 fue ‘Comodines’ el gran referente de acción en la Argentina, pero dejaron de hacerlo. En los 2000 el gran referente del cine de acción somos nosotros”.

Comentarios