El tucumano Pablo Hernández le hizo un golazo de taco a Atlético Madrid

Fue una delicia la definición la del ex Atlético, hoy nacionalizado chileno.

DELICIA. Hernández mareó a Godín y después conectó un taco con destino de red. DELICIA. Hernández mareó a Godín y después conectó un taco con destino de red.
21 Septiembre 2014
MADRID.- Si bien media España habló ayer de la tremenda tunda que Real Madrid le propinó a domicilio a Deportivo La Coruña, 8-2, el resto del país ibérico, al menos hasta que el Barcelona de Lionel Messi salga a la cancha hoy, tomó postura en el debate de lo que fue una verdadera maravilla de un mago tucumano. Pablo Hernández, con seguridad, seguirá en las carteleras de los productores de goles para el recuerdo por un largo tiempo.

Qué delicia de definición la del ex Atlético, hoy nacionalizado chileno y defensor de los colores de Celta de Vigo en la Liga de Las Estrellas. Su toque sutil de derecha de espaldas al arco de Atlético Madrid es toda una revelación de amor a que en el fútbol todo es posible. La diestra de Hernández se convirtió en el aguijón de un escorpión. ¿Fue suerte el tremendo taco con el que castigó la marca del uruguayo Diego Godín y la floja salida del arquero Moyá? De ninguna manera. Podrán decir que sí los críticos, pero las imágenes de TV no engañan. Y tampoco lo hacen los gestos de un Hernández que ya sabía de antemano lo que iba a hacer cuando su compañero Carles Planes le envió desde 25 metros el balón al corazón del área del “aleti”. Aguantó a Godín, le ganó la espalda y curvó su físico hasta conectar con su taco derecho el balón. Moyá dejó de participar en la escena. Ni se imaginó que el ex “decano” iba a desplegar semejante recurso. Golazo, sí, golazo de Hernández, que se retiró con un festejo a medias de la casa dirigida por Diego Simeone.

Es que Celta no pudo con el campeón reinante de la liga y se fue con un 2 a 2. Gabi emparejó el pleito y Godín, que minutos antes había sufrido a Hernández, adelantó a los madrileños. Sin embargo, Nolito volvió a igualar las acciones.

Pobre Lux
En La Coruña, Deportivo sufrió una de las peores derrotas de su historia. Y quien peor la pasó de los locales fue el arquero argentino Germán Lux, en lo que fue el lapidario 8-2 de Real Madrid. Cristiano Ronaldo se despachó con un triplete, Gareth Bale y “Chicharito” Hernández con sendos dobletes y James Rodríguez con la última daga a su anfitrión del día. El bosnio Haris Medunjanin y Toché descontaron para Deportivo.

“Hemos jugado con mucha intensidad, hemos mostrado toda la calidad que tenemos, tenemos jugadores con una gran habilidad. Aunque necesitamos mejorar la continuidad y el equilibro”, fue el análisis final del DT “merengue” Carlo Ancelotti.

Hubo otros duelos ayer: Athletic cayó 1-0 con Granada y Espanyol y Málaga salieron 2-2. Hoy, en tanto, Barcelona visitará a Levante, Real Sociedad esperará por Almería, Villarreal por Rayo y Córdoba por Sevilla. (Especial)

Comentarios