Argentina busca su identidad

El equipo mezcla experiencia y jóvenes con poco rodaje

30 Ago 2014
1

PUESTA A PUNTO. Los jugadores del seleccionado argentino de básquet ensayan con miras al debut en el Mundial de España ante Puerto Rico. TELAM

SEVILLA, España.- Como nunca antes en lo que va del siglo, la selección argentina de básquet afrontará hoy su debut en un gran torneo con más dudas que certezas.  Cuando a partir de las 12.30 (con televisión en vivo de DirecTV, Canal 7 y Canal 10) se mida en el Pabellón San Pablo de Sevilla ante Puerto Rico en su estreno en el Mundial de España, el conjunto “albiceleste” empezará a dejar en claro si se va a parecer a sus temibles antecesores o si el recambio generacional hizo suficiente mella como para alejarlo de la elite mundial, lugar que se ganó por mérito propio desde hace 15 años. 

Por el mismo grupo B, jugarán Croacia-Filipinas en el primer turno y Grecia-Senegal a última hora. 

“Ante Puerto Rico es un partido clave”, sentenció Julio Lamas, entrenador argentino, sobre la importancia del choque. Para un equipo que mezcla la experiencia de los veteranos sobrevivientes de la “Generación Dorada” con un grupo de jóvenes con escaso rodaje internacional, cada presentación resulta una incógnita. 

Por más que no lo admiten en público, las cuentas de Argentina son claras: el primer objetivo es evitar el cuarto puesto de la zona, para no tener que cruzarse con España el local en los octavos de final.  “España y Estados Unidos están en otro nivel”, aseguró Lamas. “España hizo parecer que no sabemos jugar básquet”, analizó el alero Walter Herrmann. Por eso, se entiende la importancia de un triunfo ante un rival directo en la pelea por evitar esa posición. 

Durante años Puerto Rico fue un adversario inaccesible, hasta que la historia comenzó a cambiar en 1999, certamen fundacional para la “Generación Dorada”. En ese torneo, con los jovencitos “Pepe” Sánchez, “Manu” Ginóbili y Andrés Nocioni como abanderados y como ahora, con Lamas como conductor, Argentina se dio el gusto de ganarle dos veces a los boricuas en su casa, logro casi inédito hasta ese momento. 

En cuanto al juego, Argentina basará su potencial en lo que puedan hacer Luis Scola, Nocioni, Herrmann, Pablo Prigioni y el joven Facundo Campazzo, flamante fichaje de Real Madrid y líder de la nueva camada. Esos cinco jugadores serán los que más minutos tendrán en cancha y los que deberán tirar del carro. 

Enfrente, Puerto Rico presentará un equipo muy experimentado, con Carlos Arroyo y José Juan Barea como comandantes en el perímetro y los ex NBA Renaldo Balkman, que viene aquejado de una tendinitis, y Danny Santiago en la zona interior.

Al clásico juego caribeño de posesión, transición y tiros rápidos, este conjunto boricua le sumó el sello de su entrenador Paco Olmos, que les hizo entender que sin una defensa fuerte, las victorias no llegarán. “Se conocen demasiado. Por eso, los detalles marcarán la diferencia en favor del ganador”, indicó el español.

Está claro que para ambas selecciones, el primer juego es mucho más que un partido de debut. (DPA)
 
Experimentados

“Puerto Rico es un equipo que tiene jugadores que hace muchos años están juntos. Ya tienen probada experiencia”, aseguró Luis Scola. La receta para ganar del capitán es: “no dejarlos correr, defender duro y estar muy finos en ataque”.
 


Todo listo para el Mundial de básquet

Comentarios