Villa Batiruana: cine, bicicletas y aventuras en un pueblo fantasma

El pueblo quedó deshabitado a mediados de la década del 90. Ahora, un grupo de emprendedores intenta resucitarla

15 Jul 2014
2

NUEVA VIDA. Las casas que alguna vez estuvieron abandonadas, ahora cobijan distintos emprendimientos: desde restaurantes hasta un hostal. la gaceta / fotos de osvaldo ripoll

La actividad turística de invierno está en pleno apogeo en la Villa de Batiruana, al oeste de Juan Bautista Alberdi. En medio de los cerros, el murmullo de las vertientes que descienden por las laderas despojan a los visitantes de las tensiones que traen de la ciudad. La naturaleza invita a relajarse y a descansar. Enclavada en las laderas de las cumbres de Santa Ana, a orilla de la ruta 308 que conduce a Escaba, esta villa está resucitando: los emprendedores tienen la esperanza de que el turismo le de un nuevo impulso a la localidad hasta hace poco abandonada.

Una veintena de personas, de la mano de la comuna de El Corralito, trabaja para recibir visitantes. Así, programaron actividades deportivas, artísticas, musicales y recreativas que comenzaron a desarrollarse el jueves pasado. A Batiruana se puede ir de paso o quedarse. Hay hospedajes, comedores, bares, puestos en los que se venden artesanías y un sitio para acampar. Además, mañana se habilitará un salón de cine en el que a partir de las 14 se podrán ver películas de distintos géneros. Para el jueves, también a las 14, está prevista una competencia de mountain bike de la que participarán corredores de distintos puntos de la provincia. El viernes será una jornada de caminatas por los alrededores del paraje.

Naturaleza generosa
“Lo que nos proponemos es consolidar este lugar como de descanso y recreación. Que la gente que venga hasta aquí se sienta cómoda y disfrute de la naturaleza, que es muy generosa. Los precios que se cobran en todos los rubros, tanto de servicios como de ventas de comidas y otros productos, son muy accesibles”, aseguró Juan Carlos Díaz, de la parrillada Huarmi Suma. El emprendedor ofrece el tradicional asado de carne vacuna o de cerdo y también comidas regionales, minutas y una “súper hamburguesa”. Los fines de semana el lugar presenta espectáculos musicales. La Villa de Batiruana tiene la ventaja de estar a apenas 14 kilómetros de Alberdi y que casi todo el camino se encuentra pavimentado. En ese lugar funciona una central hidroeléctrica privada. En el pasado fue del Estado y le dio trabajo a cientos de operarios. Muchos de ellos vivían en el complejo de 36 casas que conforman el paraje Una vez que pasó a manos privadas, durante la década del 90, la mayoría de los trabajadores fueron cesanteados y, en consecuencia, se vieron obligados a abandonar el lugar. Las casas quedaron vacías y el pueblo, prácticamente deshabitado (muy pocas personas permanecieron en esta villa casi fantasma). La escuela, que cerró en aquel entonces, ahora alberga el hostal Lluqana, de Silvia Aguirre. Los emprendimientos se pusieron en marcha gracias a un convenio de cesión de los inmuebles que firmó la comisionada comunal, Graciela Maidana, con el ex Organismo Nacional de Administración de los Bienes del Estado Nacional (Onabe).

Si la naturaleza no alcanza para olvidarse del estrés, Domingo Mangialavori Oneil tendrá a cargo un taller de relajación y meditación que está previsto para el sábado a partir de las 16 en el bar Las Yungas.

En la agenda de actividades de la villa se puso especial énfasis en los festejos del Día del Amigo. Por eso, el domingo habrá múltiples actividades. A las 15 arrancará un desfile de moda; luego se presentarán bandas musicales, grupos de danzas y de bailes populares. Para el sábado 26 están previstas cabalgatas guiadas por senderos cerreños y una muestra fotográfica histórica del dique Escaba y de la Villa Batiruana.

Folclore y platos típicos
Dentro del programa de actividades figura además un encuentro de talentos en la elaboración de comidas típicas que se realizará el domingo 27 a partir de las 11 en la parrillada Huarmi Suma. También se presentarán conjuntos folclóricos.

Batiruana se encuentra camino al dique de Escaba, un espejo de agua que vale la pena conocer. La contra de Escaba es que no hay donde dormir ni dónde comer, salvo algunas opciones muy precarias.

Por eso, esta villa se vuelve una excelente opción para hacer base durante una recorrida por esta zona del sur tucumano.

TOURS, ESTACIONAMIENTO E HISTORIA

- Nueva función del "chococine".- En la Casa de la Ciudad, Catamarca 920, habrá hoy de 9 a 11, una nueva jornada del ciclo organizado por la Municipalidad: ofrece a los chicos de 4 años en adelante, películas acompañadas con chocolate caliente y galletitas. La entrada es libre y gratuita.

- Visitá los principales atractivos de nuestra ciudad capital.- De lunes a sábado salen tours por el casco histórico a las 12 y a las 18, de la esquina de Congreso y San Lorenzo. Los interesados pueden inscribirse en los puestos de información turística que se encuentran de 10 a 13 y de 17 a 19 en el Paseo de la Independencia.

- Los turistas tiene espacios reservados para estacionar.- Podrán hacerlo en Las Heras primera y segunda cuadra (las 24 horas). Los colectivos que trasladan contingentes de turistas podrán detenerse solamente para ascenso y descenso en 24 de Setiembre al 300 y en sitios reservados para hoteles (máximo 30 minutos). Luego, los micros deberán dirigirse a la terminal de ómnibus o a lugares fuera del centro.

- Disfrutá del cambio de guardia de la Casa Histórica.- La emotiva ceremonia se reeditará mañana a las 12 y el viernes de esta semana, y también el lunes 21 y el miércoles.

Comentarios