“El secreto de perdurar es mantener un estilo”

Dos estilos muy diferentes dividirán a los amantes del folclore. El sonido clásico de Los Manseros Santiagueños estará hoy en el Mercedes Sosa; y el giro electrónico de Tonolec, en el Alberdi.

12 Jul 2014
1

TRADICIÓN EN ESCENA. Los Manseros Santiagueños cumplieron 55 años desde su conformación inicial. diaadia.com.ar

El apellido Paz es sinónimo de Los Manseros Santiagueños, desde que hace 55 años fue fundado por el patriarca sonoro de la familia, Onofre Paz. Esta noche, cuando la agrupación de mayor trayectoria que todavía deambula por los festivales suba al escenario del teatro Mercedes Sosa, a las 22, se reeditará la comunión con el público que goza del folclore clásico de tres guitarras y bombo, sangre de la tradición de zambas y chacareras.

Hace nueve años, Onofre comparte recitales con su hijo Martín Paz, con quien habló LA GACETA. “Me siento orgulloso de ser parte de este grupo, de estar en todos los fines de semana en fiestas en algún lugar del país, y de sentir la alegría y el respeto de la gente que nos da recompensas y regalos con el cariño que demuestra de diferentes formas, desde abrazos hasta lágrimas”, explica.

Los Manseros... decidieron no cambiar, y Paz lo reivindica. “El secreto de perdurar es mantener un estilo: si te remontás al primer disco y luego escuchás al último, te encontrás con el mismo sonido. Mi viejo llevó esa bandera con su voz, sus rasguidos y sus canciones, como la ‘Chacarera para mi vuelta’, que tiene casi 40 años, y ahora fue grabada en el CD Raíz por Soledad Pastorutti, Lila Downs y Niña Pastori, lo cual implica un reconocimiento especial”, señala.

Como en toda familia, la relación padre-hijo pasó por distintas etapas, pero ahora se disfrutan mutuamente. Martín Paz aclara que fue algo que pasó con todos los componentes clásicos del grupo y sus propios hijos, que también son músicos, aunque sólo él integre Los Manseros... Pero hay algo más: la hija de Onofre, Florencia Paz, comenzó su propia carrera como solista y esta noche será invitada para presentar algunos de sus temas (ver “La heredera...”).

“En los últimos tiempos se comenzó a dar más espacio a nuestro estilo. La gente quiere y necesita escuchar nuestra opción y recuperar cuestiones clásicas del folclore. Ya casi no quedan grupos tradicionales: se fueron Los Chalchaleros, Los Tucu Tucu y Los Fronterizos. Lo mismo hay espacio para las propuestas jóvenes, porque el público está predispuesto a escuchar a los diferentes artistas, pero tienen que saber mantenerse y demostrar lo que quieren hacer”, concluyó.

Comentarios