“La música de Los Nocheros sobrevive a una cara” - LA GACETA Tucumán

“La música de Los Nocheros sobrevive a una cara”

El grupo tocará en Tucumán para despedir a Kike Teruel, quien se toma un descanso de los escenarios “Hace tiempo que me cansan los viajes y recitales”.

26 Abr 2014
1

HASTA PRONTO. Kike Teruel se instalará en España hasta fin de año. lavoz.com.ar

No hay melancolía en su voz, tampoco ansiedad. Apenas un dejo de cansancio, del cansancio que dice sentir desde hace al menos cinco años y que lo ha empujado a decidir un retiro temporal. Aunque no necesariamente lo desee así, Kike Teruel será el eje del recital que Los Nocheros darán hoy en Tucumán, el penúltimo antes de que el músico se tome unas largas vacaciones de los escenarios. “Mi despedida es la excusa para reencontrarnos con el público local. Vamos a cantar principalmente las canciones de ‘Zafiro’, nuestro último disco, y a mostrar cómo queda el trío que cumplirá con las actuaciones ya previstas”, señaló Teruel quien, después del recital definitivo -mañana, en Córdoba-, se instalará hasta fin de año en España.

- ¿Cuándo empezaste a pensar en tomarte un descanso?

- Hace rato que quería descansar, pero al grupo se lo comuniqué en mayo pasado. Me hubiera gustado parar hace cinco años, pero nuestra agenda no sólo es abultada, sino que se arma con un año de anticipación. Pero ya el año pasado no pude más y puse esta fecha.

- ¿Hubo algún punto en que se te hizo costoso continuar?

- Sí. Hace tiempo que el antes y el después del escenario se me complica, me cansa. Uno no sabe qué es primero, la cabeza o el cuerpo, pero hace tiempo que no puedo más con los viajes, que no los aguanto. Y esta es una profesión muy linda en la que tenés que dejar el cuerpo y el alma siempre. Quiero hacerlo, pero para eso necesito irme y descansar.

- ¿Por qué elegiste España?

- Estaba seguro de que debía salir del país porque si no mi cabeza seguiría exactamente igual. Y elegí España por algo lógico: hablo español. Soy muy inútil con los idiomas y hasta que me acostumbrara a otro, ya tendría que regresar. ¿Qué haré allá? Nada... ¡pero nada! (risas). Si programo algo, voy a trabajar en eso, aunque sea levemente. No quiero hacer nada porque de verdad no puedo.

- ¿La incursión en “Talento argentino” fue un modo de descansar del grupo o te cansó más?

- Fue reconocerme a mí en un perfil que no tenía como artista. No me relajó para nada, al contrario: me pasé tres años viajando de lunes a miércoles con el programa y de jueves a domingo, con Los Nocheros. Los viajes me fusilaron. Pero fue una experiencia hermosa que no esperaba y que considero como un regalo.

- Aunque no sea definitiva, ¿por qué emociones transitás con esta despedida?

- No soy una persona de vivir del recuerdo. Sí pienso en la vuelta, en 2015, pero muy sutilmente porque estoy con la cabeza en terminar estos últimos shows. También pienso en todo lo piola que puede pasar en España... y en nada más. A la despedida la vivo como se presenta. Este show es fuerte, agresivo, romántico, melancólico... tiene de todo. Te hace pasar por todos las sensaciones y así lo vivo. Después, al término de cada recital, trato de que mi cabeza vuelva a la naturalidad.

- Se ha comparado tu despedida con la de Jorge Rojas, ¿por qué Los Nocheros siempre sobrevive a los cambios?

- Porque las canciones son inmortales, van a ser eternas esté quién esté y pase lo que pase. A la partida de Rojas se le quiso buscar la vuelta y que pareciera que no era natural, pero sí lo era porque había un integrante que quería irse a cantar sus canciones. Además, fue confusa la manera en que los medios lo informaron: algunos dijeron que el grupo se había disuelto, que estábamos peleados... Esto, en cambio, está comunicado como lo que es: algo natural y lindo, y la gente lo entendió de una. Las canciones de Los Nocheros sobreviven a una cara, a un nombre, a lo que venga. Porque en el grupo cada uno tiene su parte y el que está la cumple y la hace bien; son las canciones las que te obligan a que lo hagas. En nuestros discos hacemos recordar o añorar al que se fue, hacemos enamorar, hacemos pasar por todos los sentimientos, y eso hace que estemos vigentes.

- ¿En ninguno de estos años te surgió la ambición solista?

- No, todo lo profesional mío pasa por Los Nocheros. Y si lo hiciese, sería muy consensuado con ellos. Rubén Ehizaguirre y el Mario Teruel son mis hermanos de la vida, y no me veo encarando un proyecto así. Por ahí me gustaría hacer un grupo para tocar en mi peña, eso estaría piola, pero no tengo la necesidad de encarar algo solista.

- Tocarán en el teatro Mercedes Sosa, ¿qué les representa ese nombre?

- Mercedes fue la segunda -el primero fue León Gieco- que nos dijo que grabaría con nosotros cuando no nos conocía nadie. Aparte de que es emblemática para la música popular argentina, ella fue muy importante para el grupo porque nos puso una chapa grossísima en su momento, en el tercer disco “Ven por mí”.

ACTÚAN HOY

• A las 22, en el teatro Mercedes Sosa (San Martín 480). Entradas a la venta en el teatro.

Comentarios