Flores amarillas y cuentos en voz alta

A la misma hora, el lunes habrá una ceremonia en DF y otra en Aracataca

19 Abr 2014
El cuerpo de Gabriel García Márquez fue cremado ayer en una ceremonia privada en Ciudad de México tras su fallecimiento, ocurrido el jueves en esa ciudad, donde vivía desde hace más de tres décadas, informó La Nación.com.

Los restos del escritor habían sido trasladados desde su residencia, al sur del DF, hasta una funeraria del barrio Pedregal, en un coche fúnebre escoltado por un cordón de al menos 40 policías en motos, que debieron interrumpir el tránsito para poder avanzar en forma rápida.

Cerca de la funeraria, jóvenes lectores se reunieron para despedirse del escritor y rendirle homenaje de la mejor manera: llevando flores amarillas y leyendo cuentos escritos por el Premio Nobel de Literatura, consignó CNN México.

“Es uno de los que me guiaron por la literatura; no soy un escritor, pero soy lector, y lector de varios que lo inspiraron a él, un parteaguas en mi vida empezar a leer a estos personajes”, dijo Omar López, y destacó que nació en 1982, cuando el colombiano recibió el Nobel.

Homenaje

Autoridades mexicanas anunciaron que el lunes realizarán un gran homenaje en el Palacio de Bellas Artes del Distrito Federal.

El autor de “Cien años de soledad”, considerado el padre del boom latinoamericano, nació en Aracataca el 6 de marzo de 1927 y en sus últimas apariciones públicas no hizo declaraciones a la prensa.

La familia del escritor colombiano se resguardó en la intimidad en México, mientras que en Colombia las banderas ondean a media asta y rige duelo nacional de tres días.

Cenizas

En tanto Aracataca, el pueblo donde nació el escritor, pidió que sus cenizas sean llevadas al museo levantado en la casa de los abuelos maternos, donde pasó los primeros años de su vida.

Tufith Hatum, alcalde de Aracataca, decretó cinco días de duelo por la pérdida del que dijo era el “ilustre hijo” de la población del departamento de Magdalena, consignó Télam. El lunes se realizará en Aracataca un sepelio simbólico, a la misma hora del que se llevará a cabo en Ciudad de México.

Comentarios