Los maestros vieron los recibos y alzaron su voz de queja

Docentes disidentes dicen que se unificaron pagos para “inflar” las boletas; hoy y mañana, paro en el Siprosa

31 Mar 2014
1

FEBRERO Y MARZO. En la boleta de sueldo de la derecha se incluyen tres ítems que los docentes ya cobraban.

El proceso de negociación salarial entre el Poder Ejecutivo y los gremios ingresa en una semana difícil: sindicatos de docentes y trabajadores de la sanidad irán al paro en los próximos días. Los empleados del Sistema provincial de Salud, agrupados en la Asociación de Trabajadores de la Salud Argentina (ATSA) pararán hoy y mañana; en tanto que los maestros lo harán el jueves y viernes. 

La oferta del Gobierno fue similar para ambos sectores: un aumento del 30% en dos cuotas (18% en marzo y 12% en la segunda mitad del año). El Frente Gremial Docente (FGD) ya la aceptó, y se estima que la mayoría de los sindicatos de la sanidad hará lo propio el martes.

No obstante, dirigentes de la Unión de Docentes Tucumanos (UDT) reclamaron que el PE incluyó en las boletas de sueldo de marzo ítems que anteriormente se cobraban por separado, con el objeto de “inflarla”. “Cuando el docente va al cajero, ve que el aumento es importante. Pero cuando lee la boleta, se da cuenta que le incluyeron $ 1.031 que ya venía cobrando, pero que aparecían en otras boletas. Por eso el incremento real, en muchos casos, apenas supera los $ 800”, dijo Carlos Aguirre, secretario general de UDT. Explicó que los ítems que el PE incluyó en las boletas son los de “material didáctico” ($ 50), “capacitación” ($ 365) y “estrategia territorial” ($ 616).

Carlos Arnedo, secretario gremial del gremio disidente, reclamó que también se descontó el día de un paro durante febrero. “Lo hicieron figurar como inasistencia, pero fue un paro notificado legalmente y que el PE nunca declaró ilegal. Hemos presentado un recurso de amparo por retención indebida de haberes. También lo vamos a reclamar ante el Ministerio de Educación, porque están atacando el derecho a huelga”, destacó el gremialista.

La agrupación exige la anulación del acta acuerdo firmada por el FGD y la reapertura de las negociaciones. Por ello, aseguraron, el jueves y viernes realizarán un paro con movilización a la Casa de Gobierno. “Tras haber llevado la carpa blanca que instalamos en la Plaza Independencia a ciudades del interior, volvemos al punto de partida para exigir ser recibidos por el Gobierno en las negociaciones salariales”, anticipó, a su turno, el dirigente gremial Carlos Giménez. 

Otro de los motivos de malestar de los docentes fue que, en varios casos, el aumento ocasionó retenciones del impuesto a las ganancias. Por eso, el FGD informó que el Gobierno confeccionará boletas adicionales en las que se consignarán las devoluciones que excedan lo retenido en febrero. El frente sindical precisó, además, que el ítem “estrategia territorial” (un complemento salarial financiado por la Nación) se elevará a $ 756, y se pagará la deuda contraída por la falta de actualización desde septiembre. 

Paro de la Sanidad

La propuesta de aumento salarial que mañana aceptarían cinco de los seis gremios de empleados de la salud, fue rechazada de plano por la Asociación de Trabajadores de la Sanidad Argentina, que anunció un paro para hoy y mañana, con movilización a la Casa de Gobierno mañana.

Su titular, Reneé Ramírez, aseguró que todos los hospitales de la capital y del interior confirmaron su adhesión. Quedarán en funcionamiento únicamente las guardias y los servicios de internación. Los pacientes que tengan cirugías programadas deberán consultar en cada hospital, y los turnos de consultorios y estudios se reprogramarán para después del miércoles, advirtió Ramírez. ATSA exige un piso salarial de $ 6.500 (antes pedían $ 6.000, propuesta que fue aceptada por el Gobierno).  

Desde la Unión de Personal Civil de la Nación (UPCN) y el Sindicato de Trabajadores Autoconvocados de la Salud (Sitas) remarcaron que sus afiliados ya se encuentran desde la semana pasada manteniendo un quite de colaboración. La Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) y  la Asociación de Médicos Empleados (AME) no definieron su adhesión al paro, aunque no descartaron sumarse a la medida de fuerza en el transcurso de las próximas horas. Sin embargo, todos aclararon que están en las instancias finales de la negociación, y se mostraron confiados en que mañana se concrete la firma del acta acuerdo salarial. De aceptar la propuesta oficial, los trabajadores de la salud cobrarán una suba similar a la de los docentes.


Comentarios