Conmoción por el accidente de cuatriciclo en el que murió una menor - LA GACETA Tucumán

Conmoción por el accidente de cuatriciclo en el que murió una menor

Las menores, todas de 14 años, perdieron el control del rodado cuando pasaron por un lomo de burro y se estrellaron contra una pared Camila Pablete perdió la vida en el acto, mientras que sus dos amigas están internadas. Un vecino habló de excesiva velocidad

25 Mar 2014
2

DESTROZADO. El cuatriciclo de 500 cc. que conducían las adolescentes quedó con la transmisión delantera rota debajo de la galería de una casa. la gaceta / foto de diego aráoz

La villa veraniega de San Pedro de Colalao quedó conmocionada tras la muerte de Camila Pablete. La adolescente, que tenía 14 años, falleció ayer tras chocar con un cuatriciclo contra la pared de una casa en la zona de la Villa Gloria.

Alrededor de las 13.45, Camila circulaba en el ciclomotor junto a las hermanas Florencia y Victoria Barrientos (ambas también de 14 años). Según informó la Policía, se trataba de un cuatriciclo de 500cc. cuya potencia habría excedido la capacidad de manejo de las menores. Y, al pasar sobre un lomo de burro, perdieron el control del rodado y fueron a dar en la galería de una casa ubicada en esquina de Los Mimbres y Salta. El fuerte impacto provocó el vuelco del cuatriciclo, que aplastó a las adolescentes.

Los gritos de las chicas, seguidos por un fuerte golpe, alarmaron a Gabriel Sleiman. El hombre vive a pocos metros de donde ocurrió el hecho y salió corriendo de su casa para ver qué pasaba. Abrió la puerta y se encontró con la dramática escena: tres jovénes desvanecidas debajo de un cuatriciclo que se había estrellado contra la pared de una vivienda.

Sleiman intentó auxiliarlas pero no pudo. Contó que trató sin éxito de mover el pesado ciclomotor para rescatar a las adolescentes y llamó a la Policía. Mientras aguardaba la llegada de los uniformados se acercó otra persona. “Le pedí ayuda a un hombre que pasaba por ahí y, entre los dos, pudimos moverlo”, relató. Sin embargo, ya había advertido que una de las víctimas estaba sin vida.

La cabeza

Los policías llegaron en ese instante -según contó Sleiman- y trasladaron a las adolescentes hasta el CAPS de esa localidad. Pero, tal como lo había temido el vecino, Camila Pablete no tenía signos vitales. El hombre describió que la jovencita presentaba una profunda herida en la cabeza que, al parecer, fue la causa de su muerte.

Sleiman quedó consternado después de presenciar esa situación. Entonces recordó que el domingo había visto a las tres chicas circular en el cuatriciclo. “Ese día le dije a mi esposa que andaban muy rápido y que en cualquier momento podían chocar porque ya habían pasado varias veces cerca del cordón de la vereda, en la que hay un árbol donde años atrás ya había chocado otro cuatriciclo”, rememoró apenado. Según estimó el hombre, “parece que no pudieron doblar y entraron derecho hasta la casa”.

La vivienda contra la que impactaron las menores pertenece a un hombre de 80 años que vive solo y que en ese momento no se encontraba en la casa, señalaron los vecinos. También comentaron que la mayoría de las viviendas ubicadas en Villa Gloria pertenecen a personas que viven afuera y sólo viajan a San Pedro durante las vacaciones o fines de semana largo. A la hora del accidente, gran parte de los turistas ya se habían retirado de la villa.

Denuncias

El oficial Juan José Alcocer, que intervino en el hecho, señaló que durante la última temporada veraniega recibieron dos denuncias de padres que se quejaban porque les habían quitado los cuatriciclos a sus hijos. Según el uniformado, el rodado pertenecería a la familia Barrientos.

Florencia llegó inconsciente y Victoria, con fractura de clavícula

Padres, tíos y demás personas cercanas a las hermanas Florencia y Victoria Barrientos se instalaron desde la siesta en la vereda del hospital del Niño Jesús. A medida que recibían la noticia del accidente, se iban acercando al centro asistencial donde permanecían internadas las adolescentes de 14 años.

Fueron las únicas que llegaron al hospital pues Camila Pablete, la tercera jovencita que se desplazaba en el cuatriciclo que chocó contra una pared, perdió la vida en el lugar del hecho y nada se pudo hacer para salvarla.

Los médicos no se atrevían a afirmar que las hermanas Barrientos se encontraran fuera de peligro, ayer a la tarde. Sin embargo, la salud de Florencia se encontraba más comprometida que la de Victoria, según explicaron en el hospital.

“Florencia ingresó inconsciente y en paro respiratorio”, informó la doctora Julieta Vilar, quien ayer se encontraba a cargo de la guardia. “En este momento está internada en terapia intensiva con un hematoma subdural, después de haberse hecho el diagnóstico por tomografía”, agregó la médica. En ese sentido, explicó que ese diagnóstico se refiere a la acumulación de sangre en un sector de la cabeza que en algún momento necesitará ser drenado. Si bien Florencia llegó en ese estado al hospital, por la tarde ya había recuperado el conocimiento y permanecía grave pero estable, con pronóstico reservado.

“La otra paciente (Victoria) llegó despierta, con múltiples traumatismos y fractura de clavícula”, señaló la profesional. Como revestía menor gravedad que su hermana, Victoria quedó internada en la guardia del hospital.

Preocupación

Puertas afuera, los familiares de las adolescentes aguardaban preocupados un nuevo parte médico. Ninguno sabía explicar cómo se había producido el accidente, ya que todos se encontraban en la capital al momento del hecho. Las hermanas habían viajado a San Pedro de Colalao junto a su papá, quien tiene una casa en esa villa turística, contó a este diario Oscar Cabrera, tío de Florencia. Las adolescentes, aprovechando el fin de semana largo, habían invitado a su amiga Camila para que las acompañara. Estaban por volver cuando ocurrió el accidente, según comentó Oscar.

El hombre indicó que Camila y Florencia son amigas y compañeras de colegio. Ambas tienen domicilio en Alderetes, a diferencia de Victoria que reside en la capital y asiste a la Escuela Normal.

Mientras tanto, la red social Facebook se inundó de mensajes de despedida para Camila. Amigos y compañeros de colegio comentaban consternados una foto de la adolescente a la que le habían agregado una cinta negra en señal de luto. “No puedo creer lo que te pasó. Eras una excelente persona, te vamos a extrañar!” (sic), escribió una joven.

Comentarios