La “doctrina Sinatra” está cumpliendo 25 años

12 Feb 2014
La “doctrina Sinatra” fue el canto de cisne del sistema soviético y del bloque comunista de Europa del Este, controlado por Moscú. “¿Ustedes conocen a Frank Sinatra y su canción ‘A mi manera’? Pues bien, Polonia y Hungría lo están haciendo ahora a su manera”. Guennadi Gerassimov -portavoz del canciller soviético Eduard Shevardnadze- dejó perpleja con esas palabras a la prensa. Fue hace 25 años, en Helsinki, y definía la nueva doctrina del Kremlin. Se había acabado la tutela rusa.

Efectivamente, Polonia y Hungría ya habían iniciado un tímido proceso de apertura a la democracia, y en el caso de los húngaros la apertura de su frontera fue una autopista que decenas de miles de alemanes del este usaron para escapar rumbo a Austria y, meses más tarde, a la antigua Alemania Occidental.

En agosto de 1989 se activó el camino hacia la autonomía de las repúblicas bálticas -Estonia, Letonia y Lituania-. El proceso de cambio también fue pacífico en Checoslovaquia y en Bulgaria, pero en Rumania el fin de la dictadura de Nicolai Ceausescu resultó sangriento; al igual que en los Balcanes, donde se produjo la desintegración de Yugoslavia.

El círculo se cerró en Moscú, con el fin de la vieja URSS. Sin embargo, el mundo está lleno de desagradecidos: Mijail Gorbachov, a quien millones de personas en los antiguos países comunistas deben su libertad, es considerado hoy en Rusia como el político más impopular de todos los tiempos.

Comentarios