Tres rayos cayeron en la playa y dejaron heridos

Nueve turistas sufrieron lesiones o ataques de nervios, a 10 días de la tragedia en la cual murieron cuatro personas en Villa Gesell El intendente del partido de General Pueyrredón afirmó que los ciudadanos fueron advertidos de la tormenta por el Consejo Municipal de Contingencias Climáticas

MIEDO. Cuando se comenzó a formar la tormenta, la mayoría de los veraneantes huyeron en sus autos. MIEDO. Cuando se comenzó a formar la tormenta, la mayoría de los veraneantes huyeron en sus autos.
19 Enero 2014
MAR DEL PLATA.- Nueve personas resultaron heridas durante la tarde de ayer, tras la caída de tres rayos en las playas marplatenses. El fenómeno ocurrió en los balnearios Alfar y Waikiki, sobre la ruta interbalnearia 11, camino a Miramar, al sur de Mar del Plata (Buenos Aires), donde cayeron los dos primeros. El tercero impactó en el balneario Parque Mar de Miramar, donde no se registraron heridos. Las autoridades de los servicios de emergencia aseguraron que no hubo ningún lesionado de gravedad.

El intendente del partido de General Pueyrredón, Gustavo Pulti, aseguró que “sólo tres personas fueron alcanzadas por la onda expansiva” de una de las descargas, en el balneario Alfar, pero que los afectados “se retiraron por sus propios medios tras ser atendidos”.

La persona que resultó herida en el parador Waikiki “se encuentra bien, sufrió un desvanecimiento, pero ya está recuperado”, precisó Pulti. Agregó que allí una mujer que estaba con su hijo sufrió un ataque de nervios y ambos fueron trasladados al Hospital de la Comunidad. Según las primeras informaciones dadas a conocer por Jesús, un guardavidas del balneario, la descarga eléctrica se habría producido allí pasadas las 17.50 en el estacionamiento del lugar, mientras la gente subía a sus autos para refugiarse del fuerte temporal que se había desatado.

Los lesionados fueron trasladados en ambulancias a los hospitales Privado de la Comunidad y Materno Infantil.

Pulti subrayó que unas horas antes del suceso, el Consejo Municipal de Contingencias Climáticas -integrado por cuatro meteorólogos- había informado a la comunidad sobre el ingreso de un área de inestabilidad con fuertes tormentas. La lluvia había comenzado pasadas las 17:30 y había durado unos 15 minutos. Muchos de los turistas habían salido de inmediato de las playas. “Los visitantes fueron alertados, pero debido a las altas temperaturas muchos de ellos decidieron quedarse hasta pasada la tormenta junto al mar, aun advertidos por los guardavidas de los balnearios”, señaló el intendente.

El ministro de Salud bonaerense, Alejandro Collia, quien coordina en Mar del Plata el programa “Buenos Aires Arena”, afirmó también que “no hay heridos de gravedad”. “Los afectados ya se están recuperando y no son casos de gran peligro; solo calambres, aturdimientos y desvanecimientos” causados por la descarga eléctrica, según explicó ayer.

Hace 10 días, un rayo cayó sobre el balneario Afrika, de Villa Gesell, también en la costa atlántica bonaerense, y causó la muerte de cuatro jóvenes.

El lunes, en Brasil, una mujer italiana de 36 años murió cuando la alcanzó una descarga en una playa de Guarujá. También en ese país, una fuerte tormenta eléctrica afectó Río de Janeiro y una descarga cayó sobre el Cristo Redentor, causando roturas en la mano de la estatua.

Antecedentes mortales
Mar del Plata tiene antecedentes trágicos de este tipo. El surfista Javier De Fraudi murió el 25 de febrero de 2000 en Playa Grande, donde se encontraba junto a un grupo de amigos, a pesar que los guardavidas les habían alertado acerca del peligro que implicaba seguir en el mar. Casi simultáneamente, en Costa Hermosa, frente al barrio San Jacinto, en la zona sur de Mar del Plata, Lorena Gómez, de 20 años, murió en la orilla.

El 10 de febrero de 1984, un rayo fulminó al futbolista Gustavo Sterponi, de 24 años, capitán y símbolo de Círculo Deportivo de Comandante Nicanor Otamendi, mientras realizaba un entrenamiento de pretemporada en la zona de Parque Camet. (Télam)

Comentarios