Las risas están de luto: se fue Calabró

Gabriel Carreras y Adolfo Nicolaus reconocen a Calabró como un referente.

06 Noviembre 2013

¿Quién no recuerda sus personajes? ¿Quién no ha repetido o bromeado con algunos de sus textos y canciones? 

Aníbal (el pelotazo en contra) con su auto el "Topolino", El Contra (que dialogaba con Antonio Carrizo) y Johny Tolengo, el majestuoso, pasaron a la historia. Lo mismo ocurrió con Gran Valor, en el ciclo "Calabromas".

Ayer se fue el creador de todos estos relatos que tanto hicieron reír a diferentes generaciones de argentinos. Juan Carlos Calabró estaba internado desde hace días, y a los 79 años se despidió de su familia: "Coca" Picardi, su compañera de toda la vida, y mamá de sus hijas, Iliana y Marina Calabró. En su cuenta en Twitter, la actriz escribió: "Papá se despidió rodeado del amor de sus seres queridos. Sigue en paz su camino a Dios. Una oración les pido para acompañar a su alma. Gracias". Marina, en tanto, dijo: "Estamos muy tristes, era un momento que los médicos habían anunciado pero al que uno no se resigna".

Con su humor, simpleza y simpatía, hasta el fútbol le rindió homenaje, y fue por eso que el mundo del fútbol inmortalizó el tema "Qué alegría", uno de los más recordados de Calabró. Hinchadas como las de River, Racing, Independiente y Boca recibieron durante años a sus equipos con esa canción que se transformó en parte del inconsciente colectivo futbolero.

Su última aparición pública tuvo lugar en la última entrega de los premios Martín Fierro a la televisión argentina. Fue en agosto en el Teatro Colón, donde fue distinguido con un premio a sus más de 50 años de trayectoria.

Trabajó en numerosas películas, entre ellas "Escala musical" (1966), "Las pirañas" (1967), "Villa Cariño está que arde" (1968), "Los piolas no se casan" (1981) y "Johny Tolengo, el majestuoso" (1987).

Publicidad

Dejó su impronta en el humor local

Muy equivocados están los que creen que Juan Carlos Calabró sólo es recordado por los más veteranos. Gabriel Carreras, actor e integrante de "Manyines", cuenta que, para él, fue todo un referente.

"Mi primer recuerdo es de cuando tenía 2 años. En Mar del Plata, mi familia festejaba cuando me ponía unos anteojos a rayas y lo imitaba; era el personaje de Johny Tolengo", recuerda Carreras. También se siente vinculado a otras creaciones de Calabró, como El Contra: "así me decía mi papá, porque les llevaba la contra a todos". Carreras reconoce que existen diferencias entre el tipo de humor de Calabró y el suyo. "Es muy ochentoso y la verdad es que me impactaba por la improvisación, pero también por la desfachatez. Pensaba en cómo se animaba a cantar con esa voz espantosa y entonces me di cuenta de que cualquiera de nosotros podía hacerlo", relata el actor. Insiste en que fue un referente para su carrera y destaca la influencia que ejerció en él, especialmente, en el manejo de la improvisación. Adolfo Nicolaus ubica a Calabró en el grupo de los humoristas que trascendieron la historia por su humor inteligente, sano, familiar y ajeno a lo grotesco. En esa escuela, en la que se inspiró para formar su carrera, también incluye los nombres de Luis Landriscina, Mario Sánchez y Juan Carlos Mareco. "Fue un gran maestro. Era un creador: concebía personajes que tenían que ver con la realidad de la vida de uno, acompañados por un humor con caricaturas de la realidad argentina. Ese es el trabajo del humorista, al igual que el del caricaturista. Con sus personajes se identifica mucha gente", comenta el conductor televisivo y radial.

Nicolaus resaltó que en la actualidad se ha perdido el respeto por muchas cosas y que el lenguaje grotesco ha alejado a las familias de los festivales. "Aunque haya cambiado mucho la sociedad, el humor hecho con inteligencia y sin grosería, como el de Calabró, es el que trasciende", resalta.

Publicidad

SUS PERSONAJES

El contra 
Un entrevistador insoportable que les hacía la vida imposible a sus invitados. Al Contra no se le pasaba una. 

Anibal 
"Tu ruta es mi ruta", dijo el controvertido "playboy" y la frase se replicó en todos lados. Su auto: el "Topolino". 

Johny Tolengo 
"El Majestuoso" era un excéntrico cantante, admirado por chicos y grandes. Con él, Juan Carlos sacó un disco.

Comentarios