Un club de chicas que intentan contagiar el "Se puede"

En "Mujeres en red", el objetivo es estimular el crecimiento de las profesionales tucumanas.

01 Nov 2013
4

INCANSABLES. Antonella, Regina y Romina fueron voceras del conjunto de la red en la charla con LA GACETA. LA GACETA / FOTOS DE DIEGO ARAOZ

Entre risas, admiten que pueden ser una versión femenina de los "clubes de caballeros" de la Inglaterra del siglo XVIII, en los que había que ser varón para pertenecer. El "club" de estas chicas, que crece sin pausa desde el año pasado, se llama "Mujeres en red", y es, en sus palabras, un grupo interdisciplinario de mujeres "orientadas a la acción" que quieren generar espacios de encuentro y networking (red de trabajo) para sus congéneres profesionales de Tucumán. Así explicado, suena un tanto abstracto. Pero hay que pasar un día con estas 30 chicas de una edad promedio de 35 años que se apasionan discutiendo experiencias y pareceres sobre la vida, sobre el trabajo, sobre las nuevas formas de liderazgo, sobre los cambios de esta sociedad en la que ellas se van haciendo un lugar. Apuestan a la vida en red como contrapeso a los agoreros de que la gente está cada vez más aislada. Dicen que buscan generar "acciones de impacto para la comunidad"a través del compromiso y el involucramiento de más mujeres. Que quieren ser "agentes de cambio" dentro de la sociedad en la que interactúan. "Es por ello que buscamos potenciar a la mujer en distintos ámbitos (emprendedorismo, compromiso social, ciencia, tecnología, política, etcétera), generando oportunidades para estas mujeres e inspirando a las próximas generaciones", enumeran. Y advierten que no son ni un club de amigas ni una agrupación de beneficencia, "con el debido respeto hacia esos espacios". Regina Martínez Rieles, Antonella Bonacina y Romina Soria integran con Mercedes Young, Mariana Paterlini y Herminia Ledesma la "mesa chica" de esta red que no tiene jerarquías verticales y en la que todas las decisiones, aseguran, se toman por consenso.

En una charla con LA GACETA, cuentan que un jueves al mes hay una invitada que comparte con el resto de las mujeres su experiencia de vida. La última oradora de una larga lista fue Mercedes Paz (el jueves próximo cierra el ciclo 2013). La empresaria y ex tenista las dejó a todas destilando adrenalina. Aseguran que después de escucharla, todas salieron del salón exclamando ¡se puede!

El resto del mes se trabaja activamente en grupos cerrados, compartiendo experiencias y tratando de generar oportunidades para las mujeres que se van sumando a la red, grafica Romina, creativa y community manager. "Nos complementamos, hay historiadoras, economistas, médicas, abogadas, coachs, community managers, psicólogas, arquitectas, entre otras profesiones", añade. E invita a quienes tengan ganas de sumarse a enviar un mail a: [email protected].

Surfeando la ola
De profesión economista, casada, madre de Maxi (dos años), Regina trabajaba en Buenos Aires en el Mercado de Capitales. Para sobrevivir en un ámbito tan masculino y competitivo, ellas y sus colegas armaron una red para poder surfear ese mundo. Y en esa red se inspiraron Regina, Mercedes y Romina. "En Tucumán se pueden hacer muchas cosas. Hay una cantidad de referentes a las que no se conoce. Y hay que hacer mucha docencia sobre networking, sobre marketing personal", remarca.

¿En qué se parecen las mujeres que se suman a la red? Antonella apunta que son chicas que han tenido una experiencia de crecimiento fuera de la provincia. "Si estás afuera, no tenés a tu familia, no tenés una historia en ese lugar, y el vínculo se construye. Eso es lo que hacemos en la red, construir vínculos", afirma la economista.

¿Qué dicen sus compañeros, sus esposos? Los varones, afirman, sienten curiosidad por lo que acontece en la red. Sin embargo, hecha la salvedad de que no las anima una actitud discriminatoria ni feminista, coinciden en que, por ahora, en este club, sólo se admiten chicas.

Comentarios