Un hombre asesinó a un comisario y a un funcionario judicial, y luego se mató

Ocurrió esta tarde, durante un allanamiento en Crisóstomo Alvarez al 2.400. El imputado, Daniel Sirnio, tenía denuncias por lesiones, abusos y amenazas de muerte. Se resistió al procedimiento, según informó la Policía. Video.

25 Oct 2013
Debía ser sólo un procedimiento más, pero terminó en una tragedia. Un hombre asesinó a un comisario y a un funcionario judicial, y luego se quitó la vida, durante un allanamiento en Crisóstomo Alvarez al 2.400, en barrio Floresta, según informaron fuentes policiales. Las víctimas fueron identificadas como el comisario Víctor Barraza, jefe de la división Delitos contra las Personas, y Manuel "Lalo" Uro, prosecretario de la Fiscalía VI.

De acuerdo a las primeras informaciones, el procedimiento se realizaba al oeste de esta capital por una causa de lesiones, abuso y amenazas de muerte contra Daniel Sirnio. Según informó el secretario de Seguridad de la Provincia, Paul Hoffer, el imputado se negó a colaborar con el allanamiento, por lo que comenzó una negociación dentro del domicilio. Repentinamente, el hombre habría buscado una de varias armas que poseía, abrió fuego contra el personal policial y judicial y se quitó la vida.

La abogada Silvana Sánchez Tardán, defensora de Sirnio, estaba presente cuando ocurrió todo, según precisó Hoffer, que se mostró conmocionado en diálogo con TV Presa.

Barraza fue trasladado gravemente herido hasta el Hospital Padilla, donde ingresó sin vida, mientras que Uro murió en el lugar de los hechos.

Según los vecinos, Daniel Sirnio era hijo del ex inspector general de la Policía provincia, Juan Sirnio. Este último fue mencionado en numerosos testimonios en causas de Derechos Humanos como miembro de una "patota" que secuestraba y torturaba detenidos-desaparecidos. Este año, en el juicio por la megacausa "Arsenales II-Jefatura II", en uno de los casos, se recordó que era apodado "007" y que era uno de los efectivos de mayor confianza de Roberto "El Tuerto" Albornoz. Además, fue quien cumplió la orden de detener al ex senador provincial Guillermo Vargas Aignasse, según contó Antonio Domingo Bussi en un juicio en su contra.

Antecedentes

El hombre que mató al comisario y al funcionario judicial había sido denunciado en agosto por violación. Una mujer denunció que Sirnio la tuvo encerrada durante unas nueve horas en su domicilio, al que había concurrido en respuesta de un aviso clasificado en el que solicitaban empleada doméstica. Allí la mantuvo cautiva, la golpeó, la amenazó con armas de fuego y la violó durante horas.

Conmoción

El asesinato de Barraza causó gran conmoción en la fuerza policial. La cúpula de la Policía y los jefes de distintas divisiones llegaron shockeados hasta el lugar de los hechos y al Hospital Padilla, donde el comisario llegó sin vida.  


Comentarios