"Todos tenemos un Quasimodo adentro"

Lo afirma "Pepe" Cibrián Campoy, a propósito del reestreno de "El Jorobado de París", obra que lanzó en 1993 y cuyos personajes -dice- se han vuelto más humanos. Los cambios en 20 años.

20 AÑOS DE EXITO. El Jorobado de París, con libro y letra de Cibrián Campoy, es una experiencia inolvidable. FOTO FAMILY FEST 20 AÑOS DE EXITO. El Jorobado de París, con libro y letra de Cibrián Campoy, es una experiencia inolvidable. FOTO FAMILY FEST
28 Septiembre 2013

En 20 años, la vida lo golpeó con pérdidas espirituales y afectivas, como la muerte de sus padres; lo enfrentó a luchas que consideró justas y que decidió pelear, como la del matrimonio igualitario; le regaló éxito y reivindicaciones sociales que lo reconfortaron... Como ocurre con cualquier otra persona, en dos décadas, José "Pepe" Cibrián Campoy ha cambiado. Y su obra también. Él mismo lo admite: "el director de 'El jorobado de París' es el mismo del estreno de 1993, pero el hombre no". Aquellos que se sienten en las butacas del teatro Alberdi esta noche deberán tenerlo en cuenta. Si bien la trama es la misma, hay aspectos que se han modificado. Uno de ellos es la personalidad de los personajes: ahora son más humanos.

Esta noche, "El jorobado de París" se pondrá en escena en el teatro Alberdi. La función ocurrirá en el marco de la gira que organizaron "Pepe" y Ángel Mahler para conmemorar los 20 años del estreno que se realizó en 1993. Desde Europa, donde está de viaje, el dramaturgo conversó telefónicamente con LA GACETA y adelantó algunos detalles de la puesta.

- ¿Qué significa para usted esta obra?

- Luego de haber hecho Drácula no sabía qué hacer, no se me ocurría una idea. Me sugirieron volver a leer "El jorobado de Nuestra Señora de París", de Víctor Hugo. Lo hice, me encantó y empezamos a trabajar. Con Drácula había aprendido a condensar historias extensas. Pero como dramaturgo, sé que el Jorobado está mejor resuelto.

- ¿Habrá diferencias con respecto a la que se estrenó hace 20 años?

- En 20 años perdí a mis padres, peleé contra una sociedad con la que no estaba de acuerdo. Durante estos años escribí muchas obras, apareció "Marica". Esto es un estreno, no un reestreno. El director es el mismo, pero el hombre no. Por ejemplo, Quasimodo es mucho más hombre, tiene deseos... Hemos trabajado mucho en eso. Van a ver otra visión de la misma obra.

Publicidad

- ¿Cuál es la clave de El Jorobado?

- Todos tenemos un Quasimodo adentro. Nos sentimos diferentes. Pero no por la belleza ni por la sexualidad, sino por la sensibilidad, que es algo que nos duele, nos pega. Quasimodo es mucho más libre que todos aquellos a los que mira desde arriba de la torre, porque él tiene su pensamiento. Somos libres, porque tenemos la posibilidad de pensar.

Publicidad

- ¿Qué los empuja a salir de gira?

- Sabemos que para la gente es difícil ir al teatro. Para nosotros también es difícil hacer giras, porque los costos se han quintuplicado. Hacer una gira es un riesgo muy grande. No pretendemos ganar, sino mantener un vínculo con nuestro país. Es una suerte de buena costumbre que salgamos a mostrar lo que sabemos hacer.

- ¿Qué expectativas le generan los artistas jóvenes?

- Hoy hay gente muy entrenada y preparada. Pero hay una desculturización. A muchas personas todo les da igual. Muchos jóvenes de hoy se cansan y antes no se cansaba nadie. Obviamente hay personas muy talentosas que están haciendo sus inicios, que están luchando por su espacio.

- ¿Cómo define el vínculo entreustedes y Tucumán?

- Tucumán es excesivamente generoso con nosotros. El público tiene una relación muy particular con nuestras obras. Y eso no pasa en todos lados.

ACTÚA HOY

• A las 21 en el teatro Alberdi (Jujuy y Crisóstomo Alvarez).

Comentarios