¿Habrá rival para "Money"?

Pasan los años y nadie puede lastimar a Mayweather.

16 Sep 2013
2

REY DE REYES. A sus 36 años, Mayweather sigue siendo el mejor del mundo.

Otra vez el marketing estuvo muy por encima del producto: Floyd Mayweather volvió a terminar sin un rasguño y acabó con la esperanza de que pueda haber un rival que lo derrote.

"La pelea estuvo bien, pero se trata de ser el mejor de la historia", dijo Mayweather tras vencer al mexicano Saúl Álvarez. "Canelo" parecía ser el indicado, pero apenas ofreció resistencia. Las 45 victorias y ninguna derrota como profesional de "Money" Mayweather, de 36 años, le sitúan efectivamente como uno de los mejores de la historia, pero para ascender más en el escalafón de mitos necesitaría un oponente a su altura, descartado ya que sea Manny Pacquiao.

Esa pelea, la segunda desde que Mayweather firmó un contrato con la cadena Showtime que le puede reportar hasta 200 millones de dólares, fue promocionada como si fuera un Ali-Foreman o un Tyson-Holyfield. Pero estuvo muy lejos de serlo, pese a sus espectaculares cifras. Las 16.747 entradas para ver el combate se agotaron en 24 horas, lo que generó una caja de 20 millones de dólares, y el mismo sábado se pedían hasta 29.000 dólares por los billetes más caros.

"Va a ser un duelo emocionante", decía Mayweather, dejando atrás su autosuficiencia para vender una igualdad que no fue tal. "Canelo" resumió claramente la pelea: "no pude agarrarlo". Por lo pronto, "Money" le hizo honor a su apodo embolsando 41,5 millones.

La principal preocupación es ahora saber cuál será el próximo rival de Mayweather, ya en 2014. Adrien Broner, Andre Ward, Gennady Golovkin o Sergio "Maravilla" Martínez podrían ser también los oponentes para las cuatro peleas que restan del contrato. Sea quien sea, será complicado que Showtime vuelva a convencer a los aficionados de estar ante un nuevo combate del siglo. "Han pasado 17 años y sigo siendo fuerte", presumió el invicto estadounidense, un perfeccionista que ha mimado su cuerpo, alejándolo del alcohol y el tabaco y haciéndolo sufrir en el ring de forma espaciada. Desde 2001 no pasaba tan poco tiempo entre dos combates.

Las dos peleas de 2013 le van a reportar a Mayweather una cifra que podría superar los 90 millones de dólares, lo que le convierte en el deportista mejor pagado del mundo. Además desea ser el mejor de la historia, pero de momento no encuentra rival.
Comentarios