Miles de chilenos rinden homenaje a Allende, en el aniversario del golpe

Incesante desfile ante su monumento en la capital; Piñera insiste con la reconciliación

12 Sep 2013
1

ACTO. La mayoría de los chilenos que marcharon llevaban fotos de desparecidos o muertos por la represión. REUTERS

SANTIAGO DE CHILE.- Miles de personas marcharon en frente al monumento del presidente socialista Salvador Allende, en el 40 aniversario del golpe militar que acabó con su gobierno. "Es un referente universal, no hay un lugar en un país del mundo donde no se haga un testimonio de afecto, de recuerdo y homenaje a su figura", dijo una de sus hijas, la senadora Isabel Allende.

Los asistentes, en calma y por dos horas, depositaron cientos de flores en la estatua del ex mandatario, ubicada a un costado del palacio de La Moneda, bombardeado el 11 de septiembre de 1973. La presidenta de la Agrupación de Detenidos Desaparecidos, Lorena Pizarro, subrayó a los presentes la importancia de que hoy en Chile exista plena conciencia de los crímenes de la dictadura que sobrevino luego del gobierno de Allende, entre 1973 y 1990.

La ceremonia, en que cientos de personas portaban carteles con fotos de víctimas del régimen militar, coincidió con otra serie de actos en universidades, colegios y museos. "Nunca más", reclamó desde la Casa Central de la Universidad de Chile el filósofo Humberto Gianinni, evocando a los 50 estudiantes y académicos de esa casa de estudios asesinados en dictadura.

En La Moneda, en tanto, el presidente Sebastián Piñera instó a los chilenos a construir un país reconciliado, en el marco de 40 aniversario del golpe.

"No tenemos derecho como generación a traspasar a nuestros hijos y nuestros nietos los mismos odios y las mismas querellas que tanto dolor causaron", dijo el mandatario luego de una misa conmemorativa en el palacio presidencia. Piñera, quien no logró que ningún dirigente opositor asistiera a los eventos organizados por el gobierno, insistió en la idea de la reconciliación.

"Sin verdad y justicia, toda reconciliación se construye no sobre roca, sino sobre arena", argumentó el líder de la derecha, sector que fue el sostén político de la dictadura y que por años cuestionó que se juzgara a los responsables de violaciones a los derechos humanos.

En la oposición de centro izquierda, de la que procedía casi la totalidad de las víctimas del régimen militar, sus líderes rechazaron acompañar los actos del gobierno debido a la presencia en éste de adherentes al régimen militar.

En las calles, la jornada arrancó con cortes de tránsito vehicular en diversos puntos de la capital y al menos 68 detenidos. "Son días difíciles", dijo el ministro del Interior, Andrés Chadwick. Barricadas en varios puntos de Santiago y alrededores y disturbios aislados que dejaron un colectivo incendiado y automóviles destruidos fue el saldo de la jornada de conmemoración de los 40 años del golpe.

La Policía consideró "aislados" los incidentes y Chadwick hizo un positivo balance del operativo. En varios puntos de la ciudad, los ciudadanos colocaron cintas negras alrededor de troncos de árboles, en señal de luto por las más víctimas fatales de la dictadura de Augusto Pinochet. La Asamblea Coordinadora de Estudiantes Secundarios ocupó escuelas en memoria de los alumnos asesinados y siete colegios amanecieron tomados en la Región Metropolitana. Durante el gobierno de Pinochet (1973-1990), unas 38.000 personas fueron torturadas, ejecutadas o desaparecidas. (DPA-Télam)

Comentarios