El mañana está en Tokio - LA GACETA Tucumán

El mañana está en Tokio

La capital japonesa será sede de los Juegos Olímpicos 2020 al vencer a Estambul y a Madrid.

08 Sep 2013
1

EXPLOTARON DE JÚBILO. Los representantes japoneses saltaron de sus sillas apenas se escuchó la primera sílaba del nombre de la ciudad en el salón del lujoso hotel.

BUENOS AIRES.- "Descubre el mañana", fue la frase que usaron los japoneses para seducir a los miembros del Comité Olímpico Internacional (COI). El efecto fue exitoso: Tokio será la ciudad que recibirá a los Juegos Olímpicos 2020.

Los argumentos que cumplieron los vaticinios son, sobre todo, sólidos. Por lo tanto, la ciudad, dentro del país considerado la tercera economía mundial, debería presentar dentro de siete años los Juegos altamente tecnológicos e innovadores que prometen. Así que lo que se podrá descubrir, como anuncian los tokiotas, será deslumbrante. Con la solvencia económica que ofrece Japón, el COI evitará pasar situaciones apremiantes como las que vive con Río de Janeiro, sede de la cita en 2016, y la crisis brasileña.

La histórica jornada de la 125° Sesión del COI que se desarrolló en el hotel Hilton de Buenos Aires comenzó con las últimas exposiciones de parte de las tres ciudades candidatas. Luego, llegó el turno de la primera votación y allí predominó Tokio, con 42 votos y hubo un empate entre Estambul y Madrid, con 26 votos cada una. n el desempate ganó Estambul 49-45 para sorpresa de la multitud de periodistas españoles. Luego, en el mano a mano ante Estambul, Tokio se impuso por 60 a 36 sufragios.

Aunque las dos votaciones dieron por ganadora a la capital japonesa y las casas de apuestas también, no todo fue tan fácil. De hecho, el trabajo será aún mayor de aquí en más ya que deberán solucionar el problema que se intensificó en el peor momento. Hace una semana las autoridades regulatorias japonesas elevaron el nivel de alarma en la planta de Fukushima, seriamente afectada por el tsunami y terremoto de 2011, y descubrieron que se filtraron 300 toneladas de agua radiactiva.

El gobierno japonés anunció el martes pasado, astutamente para la causa olímpica, que gastará varios millones de dólares para solucionar esa situación. Y para convencer definitivamente al COI de su confianza en resolver la cuestión, hicieron que el primer ministro japonés, Shinzo Abe, abandonase anticipadamente la cumbre del G-20 y llegase para reforzar el "lobby". Misión cumplida para que el mañana se descubra en Tokio 2020. (DPA-Reuter-Especial)

Comentarios