EEUU y sus aliados están listos para un ataque

Ban Ki-moon hace un último llamado para la paz, al tiempo que desde Damasco se presentan pruebas contra los rebeldes. Los expertos siguen tomando muestras del probable ataque químico. Despliegue militar occidental. Un argentino radicado en el norte de Israel relata para LA GACETA la incertidumbre que se vive en Oriente Medio y el temor de una represalia de Irán

29 Ago 2013
1

INSPECCIÓN. Los expertos de la ONU, acompañados por soldados rebeldes, buscan pruebas del ataque químico en el distrito de Zamalka, cerca de Damasco. REUTERS

DAMASCO/LA HAYA/WASHINGTON/ESTAMBUL.- Las potencias occidentales continuaron ayer con el alistamiento de sus armas para realizar un bombardeo sobre Siria en represalia por el ataque con gases mortales cerca de Damasco, del que acusan a Bashar Al Assad, pese al pedido del titular de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, para que se encuentre una solución diplomática a la guerra civil.

"Den una oportunidad a la paz, den una oportunidad a la diplomacia", afirmó en Holanda, durante los empañados festejos por el aniversario de la Corte Internacional de Justicia. Ban alertó al Reino Unido y a Estados Unidos de las consecuencias que tendría que actúen militarmente sin tener un mandato de la ONU. "El Consejo de Seguridad (presidido por la Argentina este mes) debe mantener su responsabilidad política", señaló.

El diplomático calculó que el equipo de expertos en armas químicas que está en Siria "necesita tiempo para hacer su trabajo". "Recopilaron valiosas muestras y entrevistaron a víctimas y a testigos. Déjenlos concluir su trabajo en cuatro días y luego lo analizaremos científicamente con expertos; después lo reportaremos al Consejo para cualquier acción", explicó. Los expertos recorrieron ayer nuevamente zonas afectadas por los ataques de la semana pasada.

Damasco insiste en su inocencia y presentó ante la ONU pruebas de que fueron los insurgentes quienes usaron gas sarín y no el Gobierno. El vicecanciller, Faisal Miqdad, insistió en que nunca usaría gases contra su pueblo "en caso de que los tuvieran". Añadió que EEUU, Gran Bretaña y Francia ayudaron a los "terroristas" (como llaman a los insurgentes) en su país y advirtió que esos mismos grupos podrían usar pronto el arsenal químico contra Europa.

El enviado especial de la ONU y de la Liga Árabe a Siria, Lakhdar Brahimi, advirtió que en el ataque de hace una semana "se utilizó una cierta sustancia", pero se pronunció en contra de una intervención militar extranjera. "Ya hay suficientes muertos, no se quiere más", sostuvo.

En cambio, el secretario general de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), Anders Fogh Rasmussen, culpó directamente a Al Assad del uso de armas químicas, acto que afirmó era "inaceptable y no puede quedar sin responder". Sin embargo, aclaró que la alianza sigue sin considerar una avanzada militar, posición que podría cambiar si Turquía (miembro del bloque) fuera atacada.

Ayer Gran Bretaña presentó ante el organismo de la ONU una resolución para que "autorice las medidas necesarias para proteger a la población civil de armas químicas" en Siria. El primer ministro, David Cameron, instó a los cinco miembros permanentes del Consejo (EEUU, Francia, China, Rusia y el Reino Unido) a asumir su responsabilidad y habilitar la acción militar. Sin embargo, la iniciativa no se discutió en el Consejo de Seguridad.La postura de Cameron tiene el apoyo de su Parlamento pero se enfrenta con rechazos dentro de su país. El 74% de los ciudadanos consultados para el diario The Sun se opone a un eventual despliegue de sus tropas en Siria; mientras que el 50% objeta un ataque con misiles desde buques de guerra y el 25% lo apoya. El arzobispo de Canterbury, Justin Welby, alertó que una intervención armada acarreará una "situación realmente delicada y peligrosa de consecuencias imprevisibles" por todo el mundo árabe y musulmán.

Rusia consideró prematuro el planteo británico (su canciller, Sergei Lavrov, dijo ayer que cualquier bombardeo occidental sería insensato), y China desaprueba toda acción armada tendiente al "cambio de régimen", por lo que es previsible que interpongan su poder de veto en el Consejo. El presidente del Líbano, Michel Suleiman, abogó por la búsqueda de una solución política y reiteró su llamado a mantener a su país al margen de la crisis, mientras que el presidente de la Comisión de Asuntos Exteriores del Parlamento Europeo, Elmar Brok, pidió a EEUU que publique las pruebas que dice tener sobre el uso de armas químicas por Al Assad. Todo indica que EEUU y sus aliados europeos y de Oriente Medio no esperarían la autorización de la ONU y citarán precedentes de intervenciones extranjeras en protección de civiles y de conversaciones entre miembros de la cúpula siria que fueron espiados (según la revista Foreign Policy) para realizar sus ataques misilísticos, aunque no está claro cuándo podrían tener lugar. Ayer, fuerzas jordanas y norteamericanas se movilizaron a lo largo de la frontera con Siria, en un entrenamiento conjunto. Anoche el presidente Barack Obama presentó la opción de un ataque militar limitado para disuadir el uso futuro de armas químicas, pero agregó que no ha tomado una decisión respecto a si el país debe actuar. (DPA-Reuters-Télam)

Netanyahu activa su defensa
Despliegan antimisiles y llaman a reservistas 

TEL AVIV.- Israel ordenó la movilización limitada de reservistas y puso su sistema antimisiles en máxima alerta, ante un eventual ataque desde Irán, el Líbano (donde actúa la milicia islámica Hezbollah) o Siria, pese a que se calificó de "muy baja" la posibilidad de Damasco de concretarlo si sufre un bombardeo norteamericano. La tensión que se vive en el país es evidente, más allá de que se mantienen las actividades normales (ver "La vida..."), y los israelíes están haciendo acopio masivo de máscaras de gas, lo que hizo que se colapsaran los pedidos. El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, se reunió ayer de urgencia con su gabinete de seguridad, para evaluar la situación. "Reaccionaremos de manera responsable y racional a las amenazas; quienes nos quieran poner a prueba, se verán confrontados con todo el poderío del Ejército", alertó el ministro de Defensa, Moshe Yaalon. (DPA-Reuters)

Advertencia de Irán
Si EE.UU interviene, será "un desastre" 

DUBAI.- El líder supremo iraní, el ayatollah Ali Jamenei, afirmó ayer una intervención militar de Estados Unidos en Siria sería "un desastre para la región", a la que calificó de "un polvorín".
"El futuro no puede predecirse; se podría causar una catástrofe de final imprevisible", agregó el clérigo. A su vez, el titular del Parlamento de Irán, Ali Lariyani, aseguró que una guerra en Siria pondría en peligro a Israel, al que mencionó como "el hijo ilegítimo" de EEUU. El canciller, Mohamad Javad Zarif, condenó el uso de armas químicas, y alertó contra "el fuego de sectarismo y conflictos tribales exacerbados por intereses a corto plazo". "Si Barack Obama queda atrapado (en un conflicto bélico), desde luego dejará malos recuerdos de su Presidencia", aseveró. Teherán es el principal apoyo en Oriente Medio del presidente sirio, Bashar al Assad, cuya caída implicaría la llegada al poder de aliados de Occidente y se perdería una vía de abastecimiento para la milicia libanesa islamita Hezbollah, que suele atacar territorio israelí. (Reuters-DPA)

"Volcán de venganza"
Amenaza de los milicianos de Al Qaeda 

DUBAI.- Una organización vinculada con Al Qaeda amenazó con un "volcán de venganza" contra el Gobierno sirio, en represalia por el supuesto ataque con gas venenoso de la semana pasada en las afueras de Damasco. Militantes de la rama terrorista del Estado Islámico en Irak y el Levante (ISIL, por su sigla en inglés) anunciaron que ocho fracciones insurgentes decidieron "atacar las principales articulaciones del régimen en Damasco, entre ellas los sectores de seguridad, puntos de apoyo y suministro, centros de formación e infraestructuras", afirmaron. La presencia de militantes islamistas fanatizados relacionados con la red que fundó Osama bin Laden se incrementó en suelo sirio desde hace un año (especialmente en la región norte) y protagonizaron los peores ataques con autos bomba en la capital, así como ejecuciones masivas a soldados y milicianos de Bashar al Assad. Las brigadas de Al Qaeda están acusadas de ultimar incluso combatientes kurdos rebeldes. (Reuters-Télam)

Comentarios