La misión más linda: ayudar - LA GACETA Tucumán

La misión más linda: ayudar

Cientos de chicos de escasos recursos intentan salir adelante con el esfuerzo de la Fundación.

13 Ago 2013
2

ENSEÑAR ES LO MAS LINDO. Hugo Juárez le pega a la pelota ante la atenta mirada de los chicos.

En Sarayaku tiran y tiran para adelante. No se cansan. La Fundación, con cuna en Monteros, tiene un objetivo claro para no decaer: brindar un espacio de contención a niños y adolescentes a través del deporte, la educación y la cultura. Por eso su lema es uno solo: "¡Si se puede!".

"Hoy hay más de 200 jóvenes de escasos recursos, de entre 4 y 21 años, que durante la semana y fines de semana disfrutan con una pelota. Los chicos, que son muy humildes y algunos están en situación de riesgo, practican en la escuela Ibatín y, si Dios quiere, en 2014 participarán en los torneos liguistas", comentó Hugo Juárez (tesorero e instructor de la casa), respecto del equipo de fútbol -en numerosas categorías- que armó la fundación.

Tanto el presidente de la institución, Guillermo Juárez (también docente y director rural), como el resto de sus autoridades, realizan las actividades deportivas y culturales sin ningún tipo de recompensa económica. El mejor rédito es ayudar y ver a los chicos felices.

"Nuestra misión es mejorar un poco sus vidas, que tengan un progreso social. Y ellos te lo agradecen. Eso te da más ganas de trabajar. Somos una fundación sin fines de lucro, somos independientes" comentó Matías Ruiz, el secretario del lugar que habló de otro proyecto, a futuro: "la idea es que al chico que termina la secundaria, y que tiene mucha dedicación, lo podamos becar para la universidad".

El esfuerzo de todos los que colaboran con esta fundación es reconocido en las palabras de Ruiz. "Si hoy existe esta fundación, es gracias al apoyo de gente que cree en el trabajo que hacemos. Los benefactores, que hoy serán unos 50, nos ayudan con lo que más pueden", comentó y destacó el apoyo de Omar Cisneros: "alguien que desinteresadamente nos da una mano para el traslado de los chicos. No recibe nada en dinero pero, cada dos semanas, le mostramos lo que hicimos y él se pone muy contento"... Es que el dinero es necesario, pero jamás será lo más reconfortable.

Una visita muy especial


"Fuimos a Santa Cruz (Bolivia) sin invitación. Pero fuimos a mostrar lo que hacemos acá. Dimos clases a distintas escuelitas municipales, con chicos muy humildes. Quedamos que en septiembre haremos un intercambio entre chicos de allá", comentó Bruno Orellana (vocal). Además de Santa Cruz, el equipo ya visitó Las Mesadas, Yonopongo, El Mollar y Sargento Moya.

Fue en suelo boliviano que Juárez aprovechó para hacer contacto con Juan Carlos Almanza Uzeda, director de deportes de Santa Cruz. "En los próximos días nos va a confirmar la fecha en la que vamos a visitarlo con los chicos. También hay contactos con Unión Española de Chile", apuntó el tesorero.

Es que la Fundación quiere expandir sus proyectos, sus ideales. Para eso comenzó también a trabajar desde Monteros. "Queremos abrir una escuela de danzas. En lo educativo, ya hay docentes que dan clases de apoyo a los chicos, claro que sin recibir nada a cambio. Por eso queremos conseguir subsidios a nivel nacional para que sigamos ayudando al que más lo necesita", se sinceró el Juárez secretario.

Otra idea es viajar a Buenos Aires, a los ministerios de Educación y Secretaria de Deportes, para mostrar las actividades y así conseguir el apoyo que impulsará con más fuerza todas sus intenciones.

Comentarios