Sobró pierna fuerte

Cuando el local logró remontar, "CC" abusó del juego brusco y todo terminó antes de tiempo.

ERRÁTICO. Parisi intentó, pero siempre estuvo bien marcado y no pudo hacer valer su potencia dentro del área visitante. LA GACETA / FOTOS DE ANTONIO FERRONI ERRÁTICO. Parisi intentó, pero siempre estuvo bien marcado y no pudo hacer valer su potencia dentro del área visitante. LA GACETA / FOTOS DE ANTONIO FERRONI
13 Agosto 2013
Pareció más una final que un partido amistoso de preparación. Se jugó con los dientes apretados y la pierna fuerte estuvo a la orden del día. Para colmo, a Luis Lobo Medina le faltó tacto para manejar la situación y el fútbol estuvo a punto de quedar opacado por la violencia.

El juez tuvo que dar por terminado el duelo a los 41' del segundo tiempo para evitar una batalla campal. El juego se había puesto áspero y a cada segundo, los ánimos se caldeaban aún más.

En el complemento, Central Córdoba, al verse superado por San Martín, abusó del juego brusco. Casi siempre, el receptor de todas las faltas era el mismo: Albano Becica. ¿Y el juez? Miró para otro lado...

"El árbitro fue el culpable de que el partido terminara de esa manera. No hacía falta una expulsión, con solo cobrar las faltas el partido no se le iba de las manos", dijo el cordobés molesto por la actitud del rival. "Noté que varias veces fueron con mala intención. No comprendo eso; somos colegas y estamos trabajando. Nunca intentaría lesionar a un rival", expresó.

Y si de un lado comenzaron a hacer sentir el rigor, en el otro no se cruzaron de brazos. "Es que si ves que a un compañero lo están matando, tenés que salir a defenderlo. No nos podemos dejar pasar por encima. Igual creo que el juez dejó pasar muchas faltas que terminaron desvirtuando todo", afirmó Augusto Max, que en varias ocasiones copó la parada. Martín Seri prefirió pensar que no hubo mala fe. "Cuando sabés que no es por los puntos y que las expulsiones no cuentan, siempre ponés una pierna de más. Para colmo, en esta etapa de la pretemporada no estás fino y terminás llegando tarde a los cruces. Igualmente, creo que es normal que este tipo de partidos se terminen calentando", dijo el volante.

Seri prefirió destacar la parte positiva del amistoso. "Fue muy buena la reacción que tuvimos. Si bien creo que en el primer tiempo no fuimos un desastre, en el complemento nos impusimos desde el juego, el ritmo y las situaciones de gol. Deberíamos mantener la actitud de los últimos minutos. Igualmente me voy tranquilo, creo que vamos a llegar muy bien al debut", se esperanzó Seri, que como todo San Martín confía en el tiempo que queda para ajustar detalles.

Comentarios