Le tenía fe antes y ahora mucho más

El volante entendió de entrada el plan "santo" y se ilusiona con ascender

EN ESPERA. Rinaudo arribó ayer y dijo que la gente de San Martín también lo motivó venir: siempre está, destacó. LA GACETA / FOTO DE ANTONIO FERRONI EN ESPERA. Rinaudo arribó ayer y dijo que la gente de San Martín también lo motivó venir: "siempre está", destacó. LA GACETA / FOTO DE ANTONIO FERRONI
09 Julio 2013
"Cuando en el Torneo pasado con Libertad quedé afuera en manos de San Martín (se jugaba la tercera fase y Talleres ya había salido campeón), me preguntaron quién creía que iba a ser el segundo ascenso... Y yo dije San Martín". Matías Rinaudo le tenía fe al equipo antes, y ahora, como refuerzo de La Ciudadela, mucho mías. "Por ahí quería decir que tenía que venir yo para ascender jaja. Pero... La verdad, espero se de para alegría mía, de toda la gente, del plantel y de los dirigentes", dice contento el nuevo volante "santo".

"Bueno después se dio que ascendió Sportivo Belgrano. Pero así como yo te lo digo te lo dice todo el mundo: la chapa siempre la tiene San Martín" asegura el jugador que está con todas las pilas para arrancar la misión del pueblo "santo", una misión que volverá propia. ¿Es una presión? "Qué mejor para un jugador llegar a un club que le pida ascender. Esa presión hay que transformarla en algo extra, que te de más fuerzas, más ganas de querer luchar arriba", dijo "Mati" recalcando su nueva obligación.

El hombre de 26 años le quiere sacar el jugo a su estadía. "Es una oportunidad que esperaba porque, estando en Libertad la idea no es tanto de pelear el ascenso sino mantener la categoría, y esto a mi me provoca un desafío grande y lindo. No un sueño cumplido, pero sí un paso importante en mi carrera". ¿Será sueño cumplido cuando se ascienda? "Seguro", dice.

Claro que otro deseo siempre es jugar en Primera, pero él ya se sumó a la causa del "santo". "Hoy estoy aquí y trato de tener los pies sobre la tierra, dejar lo mejor para ascender. Si se puede hacer historia, que sería algo hermoso para mi", dijo Rinaudo el volante por derecha llegador, pero también con hambre de marcar de media distancia.

"Mati", que llegará para el puesto vacante que dejaron Rubén Molina, Patricio Rodríguez y (hasta ahora) Daniel Carrasco, tendrá su carta de presentación en el clásico con Atlético, y cuidado: "soy de hacer goles en los clásicos de invierno" avisó. Jugando en Salta, para Juventud Antoniana, le convirtió a Central Norte y por eso se emociona con el derby tucumano.

"Por ahí me estoy poniendo el cassette, pero un clásico es algo que no se puede describir, tenés que vivirlo para darte cuenta lo que es, así que ojalá se me de estar frente a Atlético. Ojalá pueda demostrar todo, trataré de hacer como que ya empieza el torneo".

Hizo un buen resumen Rinaudo, que llegó ayer, pero ya es 100% "santo". Hoy lo seguirán Domenez, De Muner y Alfonso.

Comentarios