Piden un debate de candidatos, por TV - LA GACETA Tucumán

Piden un debate de candidatos, por TV

LA GACETA sigue promoviendo el debate sobre el "voto a los 16 años" en distintos colegios secundarios de Tucumán. En esta ocasión, alumnos de la escuela Normal.

09 Jun 2013 Por Santiago Pérez Cerimele
1

SE HICIERON OÍR. Mauro, Natalia, Juliana, Dana, Marcos y Gastón (de izquierda a derecha) reclaman que los partidos les hagan conocer sus propuestas.

Ocurrió hace casi un año, el 3 de julio de 2012, en la escuela Normal Juan Bautista Alberdi. Sin timidez, un grupo de alumnos levantó un cartel para reclamar, en un acto en el que nadie siquiera sospechaba que se iban a producir reclamos. Pedían ver Periodismo Para Todos, el ciclo político que conduce Jorge Lanata. Nada más que eso. Nada menos que eso. "Queremos ver a Lanata es un título; se refiere a la apertura de espacios de opinión. Puedo no estar de acuerdo con lo que él dice, pero me gusta conocer su posición", explicó Marcos Escobar (17 años), durante el debate por el voto a los 16 años, que LA GACETA viene impulsando entre alumnos de esa franja etaria de distintos colegios de la provincia.

Los chicos no llegaron juntos al salón de actos de la escuela, donde se dio el encuentro. Primero entraron Escobar, Mauro Facio (17 años), Natalia Marquestó (16), Dana Monteros (17), Juliana Serena Yuliano (16) y Gastón Zalduendo (17). El grupo conformado por Emiliano Ceridono (16), Renata Figueroa (16), Florencia Font (17), Lara Morales Oviedo (16) y Micaela Pacheco (16) se retrasó.

"Los chicos saben pensar"
Aunque la mayoría no lo explicitó, casi todos se mostraron de acuerdo con la opción de sufragar en los comicios nacionales del 11 de agosto (Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias) y del 27 de octubre (generales). Lo hicieron cuando destacaron la consciencia de los jóvenes de su edad, al recordar luchas recientes, protagonizadas por estudiantes secundarios. "Muchos dicen que los chicos no tienen claridad política; pero no tiene que ver tanto con la edad, sino con la capacidad de cada uno de sentirse responsable. Los chicos saben pensar, y lo demostraron: acá (en la Normal), a principios de año, cuando rechazamos la reestructuración que quiso imponer el Ministerio de Educación; en el Instituto Técnico de la Universidad Nacional de Tucumán, cuando el Rectorado no hacía los arreglos y los alumnos tomaron la cosa por sus manos; en el Liceo Militar, en la Escuela Superior en Educación Artística. Un montón de chicos que están demostrando que saben pensar, y que no se dejarán pasar por encima. Quizá no entendían de política, pero sabían que en algún punto el Gobierno les estaba fallando y se plantaron contra eso", argumentó Marcos. 

El 31 de octubre de 2012 se convirtió en ley el proyecto mediante el cual se daba la opción de votar en elecciones nacionales a jóvenes de 16 y de 17 años. Para que sean incluidos en el padrón electoral debían renovar el Documento Nacional de Identidad hasta el 30 de abril pasado. Según fuentes del Ministerio del Interior de la Nación, unos 750.000 chicos cumplimentaron este trámite, por lo que, si así lo deciden, podrán votar. En Tucumán se incorporaron al padrón unos 13.000 adolescentes de esta franja etaria. Esta cifra significa poco más de un 10% de los sufragios que se precisan para lograr un escaño de diputado nacional.

Difusión de propuestas
Al igual que como había ocurrido durante el debate con los alumnos del Gymnasium (ver la edición del domingo pasado), en esta ocasión también surgió la importancia de conocer, de manera objetiva, las propuestas de los partidos y de los frentes electorales que participarán en estos comicios. "A esta edad hay muchísimas distracciones, los chicos andan dispersos; por eso es necesario que se explique sin hacer adoctrinamiento ni volverlos partidarios; mostrar todo lo que hay", dijo Juliana. Consideró que un foro en internet, administrado por un representante de cada partido, resultaría el medio más neutral para difundir la ideología de la agrupación política. 

Aunque no rechazaron la idea, sus compañeros se inclinaron porque los candidatos o referentes de cada partido o alianza sustancien debates de cara a la sociedad; en especial, para los eventuales votantes de 16 y de 17 años. "Para las elecciones de centro de estudiantes hacemos lo que se llama Un día de propuestas: cada lista expone sus objetivos. ¿Por qué no se podría hacer algo donde esté un representante de cada partido que participe de la elección, y la gente le pueda preguntar? Un debate entre ellos; y que la prensa lo difunda", propuso Mauro. Idéntica postura asumió Natalia: "queremos que cada partido político venga, nos presente sus ideas, le preguntemos nuestras inquietudes y las respondan, para que podamos hacernos una idea de qué es lo que queremos; cuando se difunde mal o se lo hace de manera parcial se genera un problema". Incluso, sugirieron que sería conveniente que el debate se trasmita por televisión, para que alcance la mayor difusión posible. "Que estén los candidatos en un solo lugar, en un teatro, por ejemplo; y que se pase por TV, para que lo puedan los menores de 18 años, pero también los mayores", dijo Gastón.

Motivación de los partidos
Florencia consideró que esta actividad no debería ser motivada por los colegios, sino por los propios partidos. "Que los dirigentes digan: 'iremos escuela por escuela, generando debate, mostrando nuestras propuestas'. Pero deberían hacerlo todos juntos, porque de esa manera se aprecia mejor la diferencia", fundamentó. Marcos también se mostró de acuerdo con una postura más activa de los dirigentes. "Hay que volver a una democracia más directa; hoy los partidos están arriba y los candidatos se ven en los carteles; son personas y deberían ser más cercanos al pueblo. Estaría bueno un sitio web con propuestas generales; pero que el que se quiera postular se tome el trabajo de ir a todos los espacios posibles: charlas de las que participen todos los partidos, en la escuela o en un teatro", afirmó. 

Micaela también reclamó que se garantice la difusión de propuestas antes de los comicios. "¿Cómo vamos a votar a alguien si mínimamente no sabemos qué va a hacer?", preguntó, retóricamente. A la vez, se pronunció porque se dé una continuidad de las buenas políticas, más allá de que el sucesor pertenezca a una fuerza opositora a la que implementó esa política. "Muchos problemas no se solucionarán en una gestión, sino a largo plazo, de manera gradual; se podría dar pie para que otros dirigentes puedan continuar con determinadas acciones", dijo. Mauro y Juliana estuvieron de acuerdo. "No avanzaríamos nunca si hoy gana este y cambia las cosas porque la hizo el otro", cuestionó el primero. "La Argentina de 1880 progresó porque uno empezaba algo y su sucesor lo continuaba. Eso no está pasando en los últimos años, salvo con el kirchnerismo, que continúa las políticas porque es un mismo grupo, pero antes no se hacía así", dijo Juliana.

"Si fomentamos la educación, el 'voto a los 16' será más aceptado"

Los alumnos de la Escuela Normal que participaron del debate organizado por LA GACETA sobre el voto a los 16 años afirman que no basta conocer las propuestas de cada partido: consideran que deben incorporarse al currículo escolar actividades que incentiven en los adolescentes el aprendizaje de cuestiones de la cosa pública y la participación en política. 

"Los chicos deben tener conocimiento de lo que pasa y de lo que ha pasado, porque eso les permite saber. Es importante que aprendan Historia y Ética; es necesario que se dé una buena formación en estas asignaturas. Uno no puede conocer qué plantea tal dirigente si antes no conoce qué llevó a que aquel asuma esa posición. Me parece importante forjar bien la educación, sentar buenas bases, algo que nos permita saber dónde estamos parados", señaló Mauro Facio (17 años). Su compañera Natalia Marquestó (16) consideró que, en alguna medida, ya se observan este tipo de cambios en la política educativa: "se mejoró, respecto de años anteriores. Si fomentamos la educación como se está haciendo ahora llegaremos a que el 'voto a los 16' sea mucho más aceptado".

"Deberían enseñarnos a pensar y a estar actualizados sobre lo que pasa en el país hoy. Porque hay gente de 16 años o de más que no tiene idea de lo que pasa, que no tiene idea de política. Deberían enseñarnos a pensar", consideró Micaela Pacheco (16). Juliana Serena Yuliano (16) incluso considera que la institución escolar debería motivar al alumno a que se interese por conocer las propuestas de cada espacio político. "No todos los chicos tienen la iniciativa de formarse; esta debería salir de la escuela. Luego uno debería seguir por cuenta propia su formación", consideró la estudiante.

Todos admitieron, sin embargo, que la Normal ya plantea, de hace tiempo, actividades que marchan en este sentido. "En Ética tenemos un nuevo profesor, que hace que armemos proyectos de leyes que mejorarían el funcionamiento del país. Este tipo de contenidos debería estar incluido en todo programa de estudio", indicó Natalia. Juliana agrega: "este profesor nos hizo abrir la cabeza. Con las actividades que plantea se mostró la capacidad que tenemos los alumnos, todos hicimos trabajos excelentes". Dana Monteros (17) sintetiza: "en la escuela sí tratan de formarnos para que nos demos cuenta de lo que estamos viviendo; tenemos profesores que nos incentivan".

Además de contenidos pedagógicos de distintas asignaturas, los chicos contaron que la escuela organiza distintas iniciativas, mediante las cuales los estudiantes se forman en cuestiones políticas generales. "Lo primordial es crear en los chicos la capacidad crítica y objetiva sobre las cosas; es lo que la escuela intenta mediante proyectos como el Modelo de Naciones Unidas o el Parlamento Juvenil del Mercosur", indicó Renata Figueroa (16). De hecho, Natalia contó que en el Parlamento Juvenil del Mercosur debatieron acerca del "voto a los 16". Juliana se pronunció a favor de que estas actividades se den en todas las instituciones escolares. "En todas las escuelas de la provincia deben abrirse espacios de diálogo, de participación", dijo.

Dana explicó que el Modelo de Naciones Unidas da a los jóvenes prepara a los jóvenes para un conocimiento político global. "Se representan diferentes países con sus diferentes ideologías, políticas y religiones. El alumno debe estudiar todo sobre el país que le toca representar; y eso le da un panorama más amplio de cómo se vive en el mundo. No sólo te ves en el rol de representante de tu nación, sino que también debatís y hasta te enfrentás con representantes de otros países, con ideologías diferentes a la tuya", puntualizó.

Centros de estudiantes
Mauro considera que la mejora en la formación del adolescente no debe reflejarse únicamente en el currículo ni provenir solamente desde la institución escolar. "Estaría bueno que los centros de estudiantes tengan participación en esta formación. De ese modo, se dará desde un lado objetivo y no tan desde una postura política de partido", argumentó.

De su propia boca
Del debate en la escuela Normal participaron 11 alumnos. No llegaron juntos al salón de actos; algunos se sumaron más tarde porque se encontraban en prueba. A raíz de ello, no todos fueron retratados. Pero todos hablaron; y dejaron claras sus ideas.

Emiliano Ceridono (16 años).

"Respecto de la relación entre la edad y la capacidad de votar debemos advertir que no se trata de que cuando uno cumple 18 años le viene de golpe la iluminación, y ya está preparado para votar. No es así. Hay ciudadanos mayores de 18 años que tampoco están preparados para votar; entonces, debe analizarse ese tema".

Renata Figueroa (16 años).

"Lo primordial es crear en los adolescentes la capacidad crítica y objetiva sobre las cosas. Es un poco lo que intenta hacer nuestra escuela (Normal), con distintos proyectos que se basan en cuestiones políticas, como el Modelo de Naciones Unidas o el Parlamento Juvenil del Mercosur".

Marcos Escobar (17 años).

"Cuando uno habla de política se para en una vereda; y a veces no quiere escuchar lo que dice el de la vereda de enfrente; y no es así: debemos escuchar al otro porque, en definitiva, aun cuando se esté en veredas diferentes se puede caminar hacia el mismo lado".

Mauro Facio (17 años).

"Cuando ocurrió lo del reclamo por ver el programa de Lanata pensaron que no íbamos a poder defender nuestra postura de por qué queríamos eso; y lo fundamentamos bien. Estaría bueno que empiecen a escuchar a los estudiantes, porque podemos tener buenas propuestas".

Florencia Font (17 años).

"Me siento insegura para votar. No considero que todos tengamos la madurez para elegir el camino que seguirá mi país. Siento que aún me falta mucha información o formación en muchas áreas. Por eso es muy positivo que el voto a los 16 años sea optativo, para que el joven que no se sienta responsable no vaya a votar".

Natalia Marquestó (16 años).

"Queremos que cada partido político venga, nos presente sus ideas, le preguntemos nuestras inquietudes y las respondan, para que podamos hacernos una idea de qué es lo que queremos. Porque cuando se difunde mal o se lo hace de manera parcial se genera un problema".

Dana Monteros (17 años).

"Muchos menores de 18 años tienen claridad política; pero también hay muchos chicos que no la tienen, o que son muy influenciables por algún mayor o por algún amigo. Por eso se necesitaría alguien o algo que dé a los chicos un panorama amplio y objetivo".

Micaela Pacheco (16 años).

"Llegan las elecciones y sólo conocés de los candidatos los afiches, nada más. ¿Cómo vamos a votar a alguien si mínimamente no sabemos qué va a hacer? Y no sólo hablo de proyectos para su gestión, porque muchas problemáticas no se solucionarán en un período, sino a largo plazo; y otros dirigentes deberán continuar eso".

Lara Morales Oviedo (16 años).

"Hay periodistas que son ultra kirchneristas y otros que son ultra opositores; es bueno que nos permitan escuchar a ambos y que nos dejen decidir a nosotros lo que nos parece; eso también forma parte del voto. Deberían dictarse charlas informativas, que expliquen los proyectos, y que podamos opinar, debatir, preguntar".

Juliana Serena Yuliano (16 años).

"Los adultos desvalorizan las opiniones de los jóvenes. A mí, la frase 'la juventud está perdida' me molesta; porque conozco personas de mi edad que nos interesamos. Y estoy segura de que por este tipo de personas el país seguirá creciendo".

Gastón Zalduendo (17 años).

"Sería bueno que se organice una conferencia con referentes de los partidos; y que se la trasmita por televisión, para que la comunidad la pueda ver. No sólo servirá para que los menores de 18 años se informen, sino también para los mayores que no se sienten capacitados".

Comentarios