Risas y lágrimas de una pareja de jubilados taficeños - LA GACETA Tucumán

Risas y lágrimas de una pareja de jubilados taficeños

Mediante el sistema de videoconferencia, la Presidenta inauguró tres obras: se concluyó formalmente con las 5.000 viviendas en Los Pocitos (Tafí Viejo), se habilitó un predio para el tratamiento de efluentes cloacales de la capital y se inauguró un establecimiento educativo cerca de donde funcionó un centro clandestino de detención.

07 Jun 2013

El teléfono de los Muiño sonó a las 10. Cuatro horas después, el matrimonio de jubilados taficeños estaba hablando con la presidenta, Cristina Fernández, en cadena nacional. Miguel Muiño (70) y Amanda Alcaraz (69) protagonizaron el segmento de la videoconferencia en el que la mandataria entregó las últimas 108 casas de las 5.000 de "Lomas de Tafí". Miguel y Amanda están entre los adjudicatarios de las unidades que participaron del acto al que se movilizaron unas 900 personas. "Nos seleccionaron, se deben haber equivocado", bromeó el ex ferroviario a LA GACETA. El hombre le hizo un guiño a la mandataria durante su diálogo: "siga con su trabajo, que todos la apoyamos. No se lleve de las cizañas". "No te preocupes por la cizañas, con pesticida es suficiente", ironizó la Presidenta. Amanda, emocionada, no pudo contener las lágrimas y balbuceó un "siga adelante mi morocha". Al lado de la pareja estaban el subsecretario de Vivienda, Germán Nivello; el interventor del Instituto de la Vivienda local, Gustavo Durán, y el intendente de Tafí Viejo, Javier Pucharras. Nivello remarcó la magnitud de la ciudad planificada y ponderó a Tucumán como la provincia del NOA que más viviendas gestionó en los últimos 10 años. Adelantó que entre los próximos meses y el año próximo llegarán $400 millones para soluciones habitacionales (entre mejoras y casas). Durán, en tanto, detalló que Lomas costó $ 892 millones. Consignó que durante la última década se construyeron 24.000 viviendas y 60.000 mejoramientos.

Cuando las cámaras -y los nervios- se apagaron, Miguel y Amanda se fueron del brazo caminando por las veredas de su nuevo barrio.

Afirman que la obra contribuirá a la salud pública

"Ahora es tuya". Con esas palabras, el titular del Ente Nacional de Obras Hídricas de Saneamiento (Enohsa), Lucio Tamburo, realizó ayer la entrega oficial de la planta de tratamiento de efluentes cloacales de San Felipe al presidente de la Sociedad Aguas del Tucumán (SAT), Alfredo Calvo.

Tamburo también habló de "una década ganada" en obras de saneamiento para la provincia. "De 2003 a la fecha todos los indicadores de salud mejoraron en Tucumán. Se invirtieron más de $ 820 millones en trabajos de agua y cloacas. Esto ayudó a disminuir la tasa de mortalidad infantil y los índices de indigencia y pobreza. Esto fue posible gracias a un programa de sustentabilidad de inversiones", remarcó.

El funcionario kirchnerista destacó además que, a pesar de que no se hizo la inauguración, ayer también se terminó la ampliación de la planta purificadora de agua de El Cadillal. En este contexto, también habló de la ejecución de los $ 80 millones que el Enohsa giró a la Provincia para obras de saneamiento incluidas en el plan Más Cerca. "A un mes y medio de haber comenzado, ya se están ejecutando la mayoría de las obras", precisó.

Calvo dijo que la planta permitirá que los efluentes de la capital lleguen al río Salí sin contaminar. En este sentido, el ministro de la Producción, Jorge Feijóo, calificó a San Felipe como "una enorme contribución a la salud pública y al cuidado ambiental de la cuenca Salí-Dulce". Argentina Sánchez coordina la cooperativa "Aguas del Valle" y habló con la presidenta, Cristina Fernández, por videoconferencia. "En 2005 era desocupada, hasta que comencé a instalar cloacas. Estoy llena de alegría y orgullo", admitió.

"Es la victoria de la memoria", dijo Sileoni

CONCEPCIÓN.- Apenas 300 metros separan la nueva escuela "Diego de Rojas" de aquella en la que funcionó la "Escuelita" de Famaillá. El viejo edificio albergó durante los 70 el primer Centro Clandestino de Detención (CCD). Apenas tres cuadras sobre una misma calle que, para los famaillenses, distancian el pasado del presente. El ministro de Educación nacional, Alberto Sileoni, opinó ayer que ambas simbolizan "la victoria de la memoria sobre la amnesia. La educación debe servir para que no se repitan Auschwitz, la ESMA o la 'Escuelita'", apuntó.

El acto se desarrolló después del mediodía y contó, mediante videoconferencia, con la participación de la presidenta Cristina Fernández. La jefa de Estado se comunicó con Sileoni y con el estudiante Alexis Díaz. Cristina pidió hablar con el alumno. El breve diálogo concluyó cuando le preguntó al niño de 11 años qué es lo que iba a estudiar. "Mecánico", le contestó el pequeño. "¡Bien! Vamos todavía; porque si hubieras dicho abogado me pegaba un tiro. Necesitamos mecánicos, y lo digo yo como abogada", respondió la Presidenta. Enseguida se despidió: "estamos contentos de que tengas escuela nueva y la suerte de vivir en una Argentina distinta a la que viví", concluyó. La ceremonia se desarrolló en medio de los cánticos ensordecedores de militantes de "La Cámpora". Esta, precisamente, fue la polémica en tierras famaillenses. De la teleconferencia participó el legislador camporista Jesús Salim y no el intendente local, Enrique Orellana. Ambos mantienen una fuerte interna local. Fuentes oficiales deslizaron que desde la Casa Rosada pidieron la presencia de Salim en vez de la del "Mellizo".

Comentarios