Una joya del parque 9 de Julio que muchos no conocen

29 May 2013 Por Carlos Chirino
El hipódromo de Tucumán, fundado el 2 de agosto en 1942, se encuentra instalado en un lugar estratégico de la ciudad. Está ubicado a sólo 20 cuadras de la plaza Independencia y a 500 metros de la nueva Terminal de Ómnibus. Sin embargo, hay muchos tucumanos que nunca lo visitaron y otros que ni siquiera saben dónde queda. "Señor, me lleva hasta el hipódromo", le pedí a un taxista, al que abordé en avenida Belgrano al 4.000. "¿Por dónde vamos?", me preguntó.

Le dije que siguiera derecho hasta llegar al parque 9 de Julio, para luego indicarle el acceso por el arco de avenida Irineo Leguisamo. Llegando a destino, el hombre, de unos 25 años, me confesó que llevaba apenas dos meses como taxista y que era la primera vez que iba hasta el circo hípico. A pesar de ser uno de los pocos centros ecuestres en el mundo con una ubicación tan privilegiada, está claro que al hipódromo le falta promoción. ¿Cómo es posible que no integre el circuito del Ente Tucumán Turismo? ¿Por qué no es una alternativa para los turistas que visitan el "Jardín de la República? Son muy pocos los que saben que tres domingos por mes se pueden disfrutar de las carreras de caballos con entrada y estacionamiento gratuitos. Los caballos son un imán para niños y grandes. Verlos en acción, corriendo a más de 60 kilómetros por ahora, es un espectáculo único, que debería contar con mayor difusión.

El hipódromo, junto al Lago San Miguel, son unas de las últimas "joyas" que sobreviven del parque 9 de Julio. El Club Hípico ya quedó en el recuerdo, mientras que el autódromo Nasif Estéfano no se encuentra habilitado para carreras de autos ni de bicicletas. Es hora de hacerlo conocer más.

Comentarios