Un diputado opositor le tiró un botellazo a Agustín Rossi

El agresor fue Sergio Pansa, del Frente Peronista. Sucedió en medio del escándalo que se desató por la votación del artículo 2 del proyecto del Consejo de la Magistratura.

25 Abr 2013
1

DEBATE. La Cámara de Diputados debatieron en la madrugada de hoy. TELAM

BUENOS AIRES.- El diputado del Frente Peronista, Sergio Pansa, le arrojó esta madrugada un botellazo al jefe de la bancada del Frente para la Victoria (FpV), Agustín Rossi, en medio del escándalo que se desató por la votación del artículo 2 del proyecto del Consejo de la Magistratura.

El legislador del Movimiento Evita, Leonardo Grosso, aseguró que el diputado Pansa "es un cobarde, canalla y agresivo" por la agresión a Rossi, a quien le tiró una botella de plástico, cuando se desató el escandalo por la votación del artículo 2.

Lo que sucedió fue que la oposición comenzó a festejar lo que consideró una victoria y cuando el presidente de la Cámara Julián Domínguez informó que había dos votos sin identificar, los legisladores estallaron en cólera y empezaron a los gritos.

En este contexto, Pansa arrojó la botella de plástico que los periodistas no habían podido identificar en un primer momento, pero luego Grosso aclaró que fue el diputado puntano del peronismo opositor quien protagonizó ese conato de agresión.

"Fue la culminación de la agresión verbal que sufrimos desde que comenzó la sesión ayer a las 12. La oposición una vez más demostró su poca tolerancia democrática, pero por suerte este proyecto político tiene un rumbo claro y sigue avanzando en la democratización de la Argentina", afirmó Grosso.

Agregó que "primero no quisieron dar quorum, lo logramos; luego ingresaron al recinto a agredir violentamente desde lo discursivo, después abandonaron la sesión e igualmente continuamos sin ellos y logramos aprobar por amplia mayoría tres leyes clave para democratizar la Justicia".

La agresión de Pansa se produjo en momentos en que Rossi mantenía una discusión con los radicales Miguel Ángel Basse y Ulises Forte, quien parado desde su banca, acusaba al diputado oficialista santafesino de "haber cometido fraude", lo que enfureció al jefe de la bancada del FpV, que debió ser contenido por sus pares.

De todos modos no fue el único episodio que sucedió, ya que en forma simultanea la diputada del peronismo opositor Graciela Camaño, acompañada por Patricia Bullrich, intentaban sacarle el micrófono al presidente de la Cámara Julián Domínguez, para que no pueda hablar a los legisladores a los cuales les informaba la situación que se planteaba con este artículo.

Grosso señaló que "la oposición hace política de la derrota, porque esa, lamentablemente, es su única política".

Y agregó: "Vale destacar el compromiso democrático de algunos, muy pocos como Elisa Carrió y Patricia Bullrich, diputados que se quedaron a debatir cuando la mayoría de los legisladores opositores ya se había ido a su casa".

"A pesar de la desastrosa oposición, que fue con intenciones de abandonar la sesión antes de que comenzara, logramos aprobar las leyes", resaltó Grosso. TELAM
Comentarios