"Vienen a tocar la cacerola para ir a Miami", dijo De Vido

El ministro rompió el silencio oficial sobre la marcha del 18A.

23 Abr 2013

BUENOS AIRES. - El Gobierno nacional rompió el silencio oficial sobre la masiva protesta cívica del jueves pasado, al afirmar el ministro de Planificación de la Nación, Julio De Vido, que los manifestantes "vienen a tocar la cacerola para ir a Miami".

"Los trabajadores, los jubilados y los pensionados gastan en la economía local, no vienen a tocar la cacerola acá para ir a Miami", aseveró De Vido. "Gastan en Santiago del Estero y gastan en todas las provincias", agregó.

Miles de personas salieron el 18 de abril a las calles de Buenos Aires y de numerosas ciudades argentinas para protestar contra las políticas del gobierno de Cristina Fernández.

Hasta ahora, ningún alto funcionario se había referido a la manifestación, la tercera de esa magnitud desde septiembre pasado.

"Estamos trabajando para enfrentar este año electoral, que es tan fundamental, en el que no nos cansamos de solicitar el apoyo para nuestra Presidenta y los candidatos que ella decide", sostuvo el ministro de Planificación.

De Vido advirtió en tanto de "esos intereses monopólicos concentrados que inmediatamente ante cualquier fisura nuestra, van a aprovechar para destruir todo lo construido, como ha pasado históricamente en los 200 años de vida de la República Argentina".

El funcionario hizo estas declaraciones durante un acto en Buenos Aires, en el que anunció obras para la provincia de Santiago del Estero, por un monto de $ 275 millones. (DyN)

Distintas  manifestaciones de rechazo

La carpa opositora
.- Diputados de la oposición instalarán hoy, desde el mediodía, una carpa frente al Congreso con actividades de todo tipo dirigidas al rechazo de la reforma judicial que impulsa el Gobierno nacional. La diputada Patricia Bullrich (Unión por Todos) señaló que la iniciativa es promovida por la mayoría de las fuerzas antikirchneristas a partir de la participación de los legisladores Federico Pinedo (PRO), Eduardo Amadeo (Frente Peronista), Ricardo Buryaile (UCR) y Claudio Lozano (FAP), entre otros.

Referentes de distintos sectores.- Referentes de entidades intermedias y sociales como la CTA, ATE y la Asociación de Abogados Laboralistas, entre otros, se expresaron ayer en contra de reforma judicial, al participar de una audiencia pública convocada por el inter-bloque de diputados nacionales del FAP, del que también fueron parte legisladores de distinto color político.

La Iglesia pide mayor diálogo.- El titular de la Comisión Episcopal de Pastoral Social y obispo de Gualeguaychú, monseñor Jorge Lozano, reiteró ayer que la Iglesia hubiese preferido que la reforma judicial sea fruto de "mayor diálogo" y recordó que el papa Francisco "nos advierte" sobre los problemas que plantea "estar encerrado en su propio mundo". Agregó que "el paquete de leyes es de una envergadura tal que hubiese requerido mayor diálogo que el actual".

Comentarios