El gobierno de Calderón será recordado por la violencia - LA GACETA Tucumán

El gobierno de Calderón será recordado por la violencia

El sábado, el Presidente le entregará el mando del país al opositor Enrique Peña Nieto. La lucha militarizada contra el narcotráfico causó unos 60.000 muertos en seis años. El balance económico

28 Nov 2012

Andrea Sosa Cabrios - Agencia DPA

CIUDAD DE MÉXICO.- La presidencia de Felipe Calderón, que traspasará el poder el sábado al opositor Enrique Peña Nieto, será recordada en México por la guerra que emprendió contra el crimen organizado, que dejó unos 60.000 muertos.

En los últimos días, el mandatario del Partido Acción Nacional (PAN) se dedicó a inaugurar obras de infraestructura, a hablar del país como potencia exportadora y a destacar la estabilidad económica, pese a las crisis que sacudieron al mundo. Pero, a la hora del balance final, su gobierno de seis años queda marcado por las masacres, decapitaciones y ataques protagonizados por grupos criminales, en medio de una militarización de la lucha antidrogas cuestionada por haberse centrado en las balas más que en desmantelar el patrimonio de los cárteles y sus redes de complicidad. De hecho, muchos narcotraficantes mantienen intacto su poder, pese a arrestos y muertes.

"Probablemente voy a ser recordado por la violencia, y probablemente con mucha injusticia", lamentó Calderón hace un año. La semana pasada confió en que "las mexicanas y los mexicanos del mañana recordarán estos días como el momento en el que el país tomó la decisión de romper las cadenas que lo querían atar al miedo, a la violencia criminal y a la zozobra".

El mandatario asumió el 1 de diciembre de 2006, entre cuestionamientos a la legitimidad de su triunfo, después de que ganó por apenas el 0,56% de los votos ante el candidato de izquierda, Andrés Manuel López Obrador. Su toma de posesión transcurrió entre gritos de "fraude" de opositores. Durante su mandato, tuvo que enfrentar otras adversidades, que comparó con las plagas bíblicas, como dos diferentes accidentes de aviación en los que murieron dos de sus ministros de Gobernación; la crisis económica de 2008-2009 y la epidemia de gripe A que golpeó a la industria y desplomó el turismo.

Con un entorno internacional difícil, el crecimiento económico en su administración fue menor al 2% (el nivel más bajo de los últimos cuatro Gobiernos) y se crearon 2,1 millones de empleos en total, cifra insuficiente para una demanda de más un millón de nuevos trabajadores al año. Todo ello, pese a la llegada de inversiones y a la consolidación del país como plataforma para empresas exportadoras en sectores como el automotriz o el aeroespacial, junto con Estados Unidos; y de primer productor de teléfonos inteligentes del mundo.

"Con las tendencias actuales, para 2018 EEUU importará más de México que de cualquier otro país en el mundo. El 'Made in China está dando paso al 'Hecho en México", publicó la semana pasada la revista The Economist. Calderón quisiera que los éxitos económicos quedaran también en su legajo, pero empezó con una declaración de guerra que sacudió al país. "Ese hecho marca el sexenio de una manera clara y definitiva", concluyó Rubén Aguilar, ex vocero del ex presidente del PAN, Vicente Fox.

Comentarios