Faltará pan, carne y leche, vaticinó Biolcati

El presidente de la Rural y el de CRA inauguraron la 69 exposición agropecuaria de Neuquén.

31 Ene 2011
1

BUENOS AIRES.- "Nunca faltó pan ni carne ni leche en la mesa de los argentinos. Va a faltar, aunque me tilden de agorero, si continúa esta política de desestímulo a la producción, como ha sucedido con la carne", dijo el presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA), Hugo Biolcati, en alusión al gobierno de Cristina Fernández de Kirchner.

Así se expresó el ruralista en el discurso inaugural de la 69 Exposición de la Sociedad Rural de Neuquén, en la ciudad de Junín de los Andes. "Este gobierno se empecina en castigar y en subestimar al campo, y en querer cambiar la esencia misma de la Argentina", añadió.

Por su parte, el líder de Confederaciones Rurales Argentina (CRA), Mario Llambías, que estuvo en Neuquén junto a Biolcati, agregó más leña al fuego en el conflicto interno de la Mesa de Enlace agropecuaria y deslizó que el titular de la Federación Agraria (FAA), Eduardo Buzzi, no ayuda a encontrar soluciones para el campo. "Priorizar los intereses individuales de nuestras entidades por sobre la defensa de los productores y de la producción nacional no nos ayuda para lograr las soluciones de fondo que necesitamos", aseveró el dirigente. y dijo que la unidad de la Mesa de Enlace es la unidad del campo.

El Ministerio de Agricultura realizó gestiones para que la industria molinera adquiera 500.000 toneladas de trigo, a precio pleno, a una cooperativa vinculada a la FAA, la entidad que conduce Buzzi. La medida indignó a la SRA y a CRA, integrantes, junto a la FAA y a Coninagro, de la Mesa de Enlace, y causó una discusión entre sus líderes.

Para Llambías, se equivocan los que ven a estos actos de Gobierno como un avance. "Al contrario, esto nos llevará a más distorsión y serán los pequeños y medianos productores y los consumidores, es decir, el país entero, los más afectados", afirmó. Llambías aseveró que la política implementada por el Ministerio de Agricultura es parte de un sistema clientelista y soberbio que busca apoyos políticos mediante la compra de algunas voluntades. Biolcati, a su vez, le pidió al ministro de Agricultura, Julián Domínguez, que se saque la careta y revele si ampara el robo a los productores trigueros.

Asimismo, cargó contra el ministro de Economía, Amado Boudou, "Debe analizar seriamente la inflación, en vez de pasearse por las playas haciendo campaña política y proponer como única solución a la inflación que la gente camine más", criticó. (NA-DyN)
Comentarios