Rodolfo Bollero: "manejaré una moto más frágil que la anterior que usé" - LA GACETA Tucumán

Rodolfo Bollero: "manejaré una moto más frágil que la anterior que usé"

12 Dic 2010
"Estoy hecho un manojo de nervios, pensé que iba a estar más tranquilo, sobre todo por la experiencia de este año. Pero recibí la información sobre cómo serán las etapas y perdí la calma".

"La carrera será algo sencilla en las primeras etapas, pero se complicará totalmente en Chile y en el retorno a la Argentina. Por eso habrá que cuidar muy bien el físico y la parte mental".

"El hecho de pasar por Tucumán genera un poco de presión. No puedo olvidar cómo la gente me ayuda moralmente. Me siguió en la carrera anterior, me dio apoyo durante la preparación. Es el público el que pide más, y yo me siento comprometido con eso. Buscaré hacer un buen papel, sin cometer errores. La gente no te quita concentración, por el contrario, transmite mucha fuerza. Eso es fundamental de la mitad de carrera hasta el final para poder concluir cada etapa".

"El plan para 2011 será idéntico al de 2010: terminar la carrera, corriendo contra mí mismo y desafiando a la naturaleza y sin fijarme en ningún otro piloto, sobre todo los argentinos. Eso jugó en contra en la edición anterior. Después de las tres primeras etapas veré cómo estoy y cuánto puedo avanzar. Pretendo llegar a la jornada de descanso imprimiendo un fuerte ritmo, cosa de no estar muy atrás y de conservar la muy buena posición en la que largo, 49º. Si llego a mejorar un puesto con respecto a la carrera de este año, cuando terminé 31º, ya será un éxito para mí".

"Trabajamos mucho en la moto nueva. Como bajó la cilindrada, cuenta con menos potencia; yo estoy acostumbrado a más. La ventaja es que tiene 60 kilos menos. Eso valdrá mucho al final. Entrené cómo cuidarla: manejaré una moto más frágil que la anterior que usé".

"La lesión que sufrí por el accidente en el Argentino de cross country no me afectó en mi preparación. Sí me permitió hacer un click para ver las cosas de otra forma. No debo desesperarme".

"Es difícil entrenarme y seguir adelante con el trabajo cotidiano. Mi día comienza a las 6; me voy al gimnasio con mi esposa y mi entrenador. A las 9 vuelvo a la empresa: no puedo hacer oídos sordos a las necesidades que allí existen, es un emprendimiento familiar. Luego del mediodía, a veces almuerzo. Y luego encaro la otra parte del entrenamiento, de 14 a 16, ya sea en una pileta, o en el cerro haciendo ciclismo, o remando. De 16.30 a 21 estoy otra vez en el trabajo. Al salir vuelvo a tomar la bicicleta y recién entonces vuelvo a casa. Los fines de semana, en ocasiones hicimos viajes para continuar con la preparación".

"Les tengo respeto a cuestiones de carrera, sobre todo a la velocidad, y a no volverme loco cuando un piloto me pasa. No hay que perder la concentración, porque pueden sobrevenir caídas y una desorientación en la navegación".

"Hay que cuidarse mucho en los tramos de Chile. Allí te perdés y quedás en medio del desierto con grandes extremos de temperatura. Eso es terrible, lo sé por experiencia: en 1994, por un trabajo, viví esa situación, que no se la deseo a nadie".

"Me preocupa no tener novedades de apoyo económico. Una cosa es entrenar, y otra buscar auspicio. Hay gente de Tucumán y de otras partes del país que ayudan, pero eso no es suficiente. De la parte oficial, desde Turismo me mantienen en alto la esperanza. Pero algo concreto no hay".

"Terminé el entrenamiento en la moto. En Tucumán mostraremos la máquina a mediados de diciembre. Además tengo una serie de presentaciones con auspiciantes. A Buenos Aires viajo el 25; el 27 y el 28 se hacen las verificaciones técnicas".

rodolfo bollero

Comentarios