La crisis llevó a que las empresas inviertan en técnicas de coaching para cambiar el clima interno

La intención es incentivar al personal y organizar grupos de trabajo armónicos y productivos.

05 May 2009
1

En momentos de crisis, cuando el contexto socioeconómico mundial está cambiando con mayor velocidad, las personas necesitan ser cada vez más efectivas,  invertir en el desarrollo del propio potencial,  poner en juego todos sus recursos, mejorar el desempeño y ser mejores personas. La diferencia está y estará dada por las capacidades humanas puestas en juego, plantea Claudia Castellanos, directora del sitio www.latincoaching.com.
De esa manera explica la tendencia de las empresas argentinas de adoptar políticas de coaching para todos sus recursos humanos. En una investigación sobre mercado y tendencias de coaching realizada entre empresarios, se detectó que el 42,86% de los encuestados mencionó "haber contratado servicios de coaching"; el 57,14% "evaluó la contratación de esos servicios" y el 100% manifestó que lo "contratará" en el futuro. "Esta necesidad hace que el coaching -como otras disciplinas que tienen que ver con el desarrollo humano-, se instale ahí donde se requieren personas, recursos, técnicas, filosofías o encuentros que nos faciliten el acceso a nuestra propia grandeza como profesionales y como personas", indica la especialista.
Esta demanda ocurre no sólo a nivel individual sino también en los equipos, organizaciones y empresas; sucede en la relación con otros -incluidos proveedores y clientes- interesados por impactar positivamente en sus resultados.
En la mencionada investigación, respecto de la efectividad percibida del coaching, el 80% lo considera muy efectivo y el 20 % medianamente efectivo, mientras que las opciones "poco efectivo" e "inefectivo" tuvieron 0% de respuesta. Consultados sobre la tendencia que perciben respecto al coaching, el 71,42% de los representantes de Empresas, respondieron que será "creciente" y el 14,29% "de estabilidad". Por su parte, el 75,68% de los coaches encuestados perciben una "tendencia creciente" y el 21,62% una "tendencia estable".
"Hacia el futuro necesitaremos desarrollar más cooperación y menos competencia, más y mejores relaciones en vez de individualismo, más y mejor comunicación en vez de razones o creencias fijas, estrategias de mayor generosidad en vez de egoísmo, en cada uno de estos ámbitos (personal, organizacional y de equipos)", dice Castellanos.
"El coaching tiene enormes posibilidades de facilitar estos cambios", concluye la experta.
Comentarios