Cómo un jefe puede contribuir al éxito de un equipo de trabajo

05 May 2009
El potencial y el éxito de un equipo de trabajo ha estado bien documentado por décadas. Un equipo es capaz de sobresalir en lo que hace a trabajo productivo de alta calidad, productividad creciente y lealtad hacia la compañía, dice Daniela de León, directora de Dale Carnegie Argentina.
Pero, para conseguir esos resultados es esencial que las relaciones del equipo sean sólidas. "Alcanzar el desempeño óptimo de un grupo requiere dedicación, enfoque y disciplina. Los vínculos que existen entre sus miembros necesitan ser fortalecidos continuamente", advierte la experta.
Estas son algunas formas de desarrollar lazos grupales más sólidos para ganar ventajas en su organización en segunda instancia:
Seleccione a las personas adecuadas. Es una cuestión clave tener la correcta "combinación" de personas en su equipo. Tenga en cuenta aquellos con conocimientos, intereses y experiencia relevantes. Asegúrese también de que cada miembro posea adecuadas habilidades interpersonales, disfrute del trabajo en equipo y tenga disposición para la colaboración.
Fomente un clima de trabajo en equipo. Defina los principios básicos de trabajo desde un principio. Establezca cómo los miembros del equipo deberán: tomar decisiones; definir objetivos; conducir reuniones; manejar las comunicaciones y resolver conflictos.
La creación de un entorno de trabajo cooperativo representa una instancia crítica para el éxito del equipo. Una vez que este desafío es alcanzado, será posible para el grupo tomar como propias la misión, la estrategia y las tácticas.
Promueva el diálogo abierto entre los miembros del equipo. Uno de los propósitos de un equipo de trabajo es acrecentar los aportes por parte de cada uno de sus miembros. Un ambiente colaborativo facilitará la libre expresión de ideas y opiniones.
Sea claro respecto de sus expectativas. Estableciendo objetivos y responsabilidades compartidos contribuirá a que el equipo se desempeñe eficazmente. Las personas necesitan conocer qué resultados se espera de ellas y cuál es el plazo en que deben lograrlo.
Faculte a las personas para la acción. Un equipo trabaja mejor cuando se le permite tener la autoridad para la realización de una tarea. Permita, entonces, que se hagan cargo del trabajo asignado de manera completa.
Establezca limitaciones mínimas que tengan que ver con el poder dado. Lo mejor que un manager puede hacer es no atravesarse en el camino del equipo.
Provea los recursos necesarios a su equipo. Asegúrese de que el equipo tenga el lugar adecuado y el tiempo suficiente para poder hacer su trabajo. De la misma manera, cuente con el personal técnico necesario para, por ejemplo, transformar reportes en presentaciones de Power Point, videos o CD-Rom.
Comentarios