"Mi único lazo con Margarita Toro es un hijo", afirmó Tévez

El hombre es sindicado como el principal distribuidor de estupefacientes en la Costanera, pero él asegura que se gana la vida honestamente.

26 Ene 2009
1

SE DEFENDIO. “Ordóñez” asegura que no es “transa”. LA GACETA / INES QUINTEROS ORIO

"No sé por qué me buscan. Contra mí no tiene por qué haber una orden de detención". Los investigadores creen que Daniel "Ordóñez" Tévez es el principal dealer de la Costanera. El sabe de esas sospechas, pero asegura que ya no tiene nada que ver con las drogas. "Me quemé con esa brasa una vez y ya sé que es feo", aseguró. El sábado a la madrugada, la Policía secuestró cocaína, armas, vehículos y dinero de la casa de Margarita Ramona Toro, ex esposa de Tévez. El afirma que su único lazo con ella es un hijo.

- La Justicia y la Policía lo siguen investigando por el tráfico de droga en la Costanera...
- Lo que están haciendo me sorprende. Se ha hablado de mí de una manera que me perjudica mucho, y que afecta demasiado a mi familia. Esas palabras suenan y ya no en un solo lugar. Me están haciendo daño en toda la sociedad tucumana. Voy a tomar medidas, porque lo que se dijo no tiene sentido.

- ¿Cuál es su relación con Margarita Toro?
- Conviví con ella 23 años, pero estoy separado desde hace siete. Tuvimos un hijo, al cual yo reconocí legalmente, y es el único lazo que nos une. Por un acuerdo, yo le paso una pensión, pero ese es mi único contacto con ella.

- ¿Cuándo fue la última vez que hablaron?
- Fue poco antes de las fiestas, cuando se desató este problema.

- ¿Sabe que había una orden para detenerlo si se lo encontraba en alguna de las casas allanadas en Villa 9 de Julio?
- Cuando fueron a mi casa, allí estuve. No sé por qué me buscan en esos lugares. Yo viví con ella, pero son tiempos que pasaron. Cada vez que iba a esa casa era por mi hijo. A las autoridades máximas ya les dije que estoy a su disposición. Que den vuelta mi casa: no van a encontrar nada.

- ¿Usted sabía que había droga en la vivienda de Toro y de sus parientes, como asegura la Policía?
- Yo no sé nada de los problemas ajenos. Sólo sé lo que ocurre en mi casa, pero en cosas de otros no me meto. Son cosas personales de cada uno. Yo cuido lo que es mío.

- ¿Cree que se lo investiga por su pasado?
- Ya me alejé de las drogas. Todos podemos cometer errores en nuestra vida. Yo tuve un problema y no me gustaron las consecuencias. Sé que es feo, y no voy a pisar esa brasa de nuevo porque sé que me va a lastimar. Vivo honestamente de lo que gano con taxis y con el alquiler de mi galpón.

- También lo acusan de saber cuándo va a ir la Policía...
- Nada que ver. Siempre estoy en mi casa porque ahí guardo mis taxis. Y lógicamente porque vivo ahí. Si alguien cree que a mí me avisan de los procedimientos, entonces tienen que investigar en la Policía para ver quién es el malo.

- ¿Por qué terminó en prisión aquella vez?
- Fui condenado por una "bochita" de cocaína de dos gramos que los mismos policías instalaron en la vereda de mi casa. Me condenaron, pero la droga no estaba en mi propiedad. Si hubiera sido dentro de mi casa yo me habría hecho cargo. Igual me condenaron a cuatro años y seis meses de prisión. Salí hace unos cinco. Al juez, al fiscal o a las grandes autoridades no les debo ni una hora, y si creen que les debo, que me lo digan a mí, no a través de la prensa. Ensucian mi nombre de esa manera, pero yo no le debo nada a nadie.

Comentarios