El género infantil se convirtió en prioridad para las productoras

A partir del fenómeno "Chiquititas", impulsado por la ex modelo y productora Cris Morena, las novelas para chicos están a la orden del día. La tira "Patito Feo" desató un furor sin precedentes.

ACLAMADA. Desde su gran estreno, en 2004, Floricienta capturó a los más chicos en la tele y el teatro con su mirada soñadora y enorme sonrisa. ACLAMADA. Desde su gran estreno, en 2004, Floricienta capturó a los más chicos en la tele y el teatro con su mirada soñadora y enorme sonrisa.
08 Marzo 2008
Pa­re­cie­ra que la pri­me­ra en pen­sar­lo fue Cris Mo­re­na cuan­do, allá por 1995, lan­zó a la pan­ta­lla chi­ca su pri­mer éxi­to in­fan­til: “Chi­qui­ti­tas”. Lue­go de acu­mu­lar una le­gión de fa­ná­ti­cos ado­les­cen­tes con su pro­gra­ma “Ju­ga­te Con­mi­go” (que in­cluía una mi­ni no­ve­la, ac­tua­li­dad, mú­si­ca y jue­gos), la eter­na jo­ven se ju­gó del to­do por el gé­ne­ro fic­ción, pro­po­nien­do una his­to­ria un tan­to ale­ja­da de la rea­li­dad: la vi­da de un gru­po de  ni­ños huér­fa­nos en­claus­tra­dos en un ho­gar de en­sue­ño ba­jo el ala de una ni­ñe­ra sim­pá­ti­ca y a mer­ced de una se­ño­ra vie­ja, ma­la y fea. Ca­si un cuen­to de ha­das.
El éxi­to que al­can­zó con la no­ve­do­sa ti­ra (que con­si­guió cer­ca de 1.200.000 es­pec­ta­do­res, se trans­mi­tió en to­da la­ti­noa­mé­ri­ca e, in­clu­so, ven­dió los de­re­chos de au­tor a un ca­nal de Bra­sil) im­pul­só a Cris a en­ca­rar in­fi­ni­dad de pro­yec­tos nue­vos con te­má­ti­cas si­mi­la­res pe­ro siem­pre dis­pa­ran­do a un so­lo ob­je­ti­vo: ado­les­cen­tes y ni­ños.
Así, de la mis­ma pro­duc­to­ra, Cris Mo­re­na Group, sur­gie­ron se­ries co­mo “Ce­bo­lli­tas” (la his­to­ria de un pe­que­ño club de fút­bol, al­go así co­mo la ver­sión mas­cu­li­na de “Chi­qui­ti­tas”), “Ve­ra­no del 98” (pa­ra gen­te un po­co más gran­de), “Re­bel­de Way” (ba­sa­da en un gru­po de ado­les­cen­tes adi­ne­ra­dos con to­do ti­po de pro­ble­mas), una con­ti­nua­ción de “Chi­qui­ti­tas” lla­ma­da “Rin­cón de luz”, “Al­ma pi­ra­ta”, la nun­ca bien pon­de­ra­da “Flo­ri­cien­ta” y, fi­nal­men­te, la ti­ra “Ca­si án­ge­les”, que en 2007 com­pi­tió con “Pa­ti­to” en el ho­ra­rio de las 18 y ha­rá lo mis­mo es­te año, con su se­gun­da tem­po­ra­da.
Por su­pues­to, al­gu­nos no qui­sie­ron que­dar­se afue­ra y su­pie­ron apro­ve­char a ese pú­bli­co in­ma­du­ro, apa­sio­na­do y, por su­pues­to, fá­cil de ma­ne­jar. La pro­duc­to­ra del em­pre­sa­rio Mar­ce­lo Ti­ne­lli hi­zo lo pro­pio lan­zan­do al ai­re, a prin­ci­pios de 2007, la exi­to­sa ti­ra “Pa­ti­to Feo” ba­jo el slo­gan “La his­to­ria más lin­da de la te­le­vi­sión”.
Ni­ños lin­dos, ves­tua­rios co­lo­ri­dos, can­cio­nes pe­ga­jo­sas, mu­cho bai­le y mu­cha so­breac­tua­ción. De pron­to, ca­da se­rie -en su mo­men­to- in­va­dió las vi­das de los chi­cos no só­lo a tra­vés de la te­le­vi­sión, si­no lan­zan­do al mer­ca­do to­do ti­po de mer­chan­di­sing: re­vis­tas, re­me­ras, mo­chi­las y úti­les es­co­la­res, ju­gue­tes, ro­pa, ac­ce­so­rios y dis­cos. Ti­ras co­mo “Re­bel­de Way” y “Ca­si án­ge­les” pa­rie­ron sus pro­pias ban­di­tas de rock, tan acla­ma­das co­mo efí­me­ras. Por su­pues­to, ca­da uno de es­tos fe­nó­me­nos de la te­le­vi­sión es­tu­vo acom­pa­ña­do por su co­rres­pon­dien­te obra tea­tral.
En es­tos días, el show de “Pa­ti­to” se con­vir­tió en el nuevo objeto de ve­ne­ra­ción de los más chi­cos, pro­po­nien­do una his­to­ria de amor con­di­men­ta­da con al­go de com­pe­ten­cia. Lue­go de arra­sar en al­gu­nos paí­ses de La­ti­noa­mé­ri­ca, el elen­co en ple­no vi­si­ta­rá Tu­cu­mán el vier­nes 14 en la can­cha de Al­té­ti­co Tu­cu­mán, don­de las lo­ca­li­da­des es­tán ca­si ago­ta­das.

Comentarios